En algún lugar bajo la lluvia siempre habrá un perro abandonado que me impedirá ser feliz. Jean Anouilh
SI ESTÁS BUSCANDO UNA MASCOTA PARA ADOPTAR, PINCHA EN MI ELINK DE FACEBOOK DONDE ENCONTRARÁS MUCHOS DE DIFERENTES PROTECTORAS Y GRUPOS. NO LO DEJES PARA MAÑANA, PUEDE QUE SEA YA DEMASIADO TARDE.

Seguidores

Ya son más de 2.300 seguidores, súmate

Al hacer click en el botón "Me gusta", no quiere decir que os guste o estéis de acuerdo con lo que se exponga en el artículo, simplemente es para demostrar que os gusta lo que publico y además sirve para compartirlo en vuestro muro de Facebook.

martes, 1 de diciembre de 2015

Can Balasc estudia las necesidades de los animales de Collserola (Vídeo)

El Parque Natural de Collserola tiene más de 130 especies de animales diferentes que conviven con las actividades que realizan las personas y que, muchas veces, alteran su hábitat.

Tomado de El Periódico.com


Una ardilla se alimenta en el Parque Natural de Collserola. (Captura)

Hace 25 años que Can Balasc dedica sus investigaciones a la flora y la fauna del parque natural de Collserola. Con el paso del tiempo y la evolución de las tecnologías, los biólogos tienen más acceso a ver y oír la vida de los animales a través de la colocación de cámaras de vigilancia y de grabadoras de audio que permiten realizar estudios más precisos .

Estas investigaciones se llevan a cabo para recopilar datos y mostrar el impacto que provocan en la naturaleza infraestructuras como la autopista o los ferrocarriles, así como el impacto que generan las actividades de las personas.

Francesc Llimona, biólogo del parque natural de Collserola, explica: “Collserola es un parque natural pequeño, amenazado, presionado, frágil, pero con unos valores claramente objetivos. El reto es cómo mantener, preservar y mejorar la naturaleza en un espacio tan aislado y impactado por todas partes.”

Las cámaras funcionan de día y de noche gracias a unos sensores de movimiento que las activan. Con las filmaciones se han conseguido ver imágenes de jinetas, que son unos animales bioindicadores a través de los cuales es fácil saber cuál es el estado de lo que les rodea. También se han podido ver animales como los tejones, que se sabía que existían pero que no se habían visto aún en Collserola.

También se estudian los sonidos de la naturaleza a través de grabadoras de audio. Los micrófonos graban el sonido ambiental y el de las especies de aves que habitan el lugar.

Del material recopilado hasta ahora se deduce que la fauna del parque natural de Collserola necesita un espacio tranquilo, con refugios donde poder criar y sin alteraciones del hábitat para mantener la biodiversidad.

Vídeo en catalán.


votar