En algún lugar bajo la lluvia siempre habrá un perro abandonado que me impedirá ser feliz. Jean Anouilh
SI ESTÁS BUSCANDO UNA MASCOTA PARA ADOPTAR, PINCHA EN MI ELINK DE FACEBOOK DONDE ENCONTRARÁS MUCHOS DE DIFERENTES PROTECTORAS Y GRUPOS. NO LO DEJES PARA MAÑANA, PUEDE QUE SEA YA DEMASIADO TARDE.

Seguidores

Ya son más de 2.300 seguidores, súmate

Al hacer click en el botón "Me gusta", no quiere decir que os guste o estéis de acuerdo con lo que se exponga en el artículo, simplemente es para demostrar que os gusta lo que publico y además sirve para compartirlo en vuestro muro de Facebook.

viernes, 4 de diciembre de 2015

El misterio de las 337 ballenas varadas en Chile

Las imágenes fueron descritas como "apocalípticas" por los investigadores.

Tomado de El Diario de Nueva York


Foto de www.vidanatural.net

Son 337, pero pueden ser muchas más y tienen asombrados a los científicos que las descubrieron y que describieron su hallazgo como una “imagen apocalíptica”. Pero ¿qué pasó con los centenares de ballenas que aparecieron varadas en la región de la Patagonia, en Chile?

Eso es lo que expertos han estado intentando descifrar desde que descubrieron los cadáveres y esqueletos de los cetáceos a lo largo de la costa, en el sur del país. Se trata de uno de los varamientos de ballenas más numerosos jamás registrados.

La muerte masiva de cetáceos fue descubierta en junio, durante un vuelo de observación sobre los fiordos de la Patagonia. Los biólogos han estado recogiendo muestras de los restos desde entonces. Sin embargo, no han podido determinar la causa de la muerte masiva de estos mamíferos acuáticos.

“Imagen apocalíptica”

Las señales iniciales de la catástrofe marina sucedieron en abril pasado, cuando un equipo expedicionario reportó unas 20 ballenas de la especie sei (Balaenoptera borealis) varadas en la región del Golfo de Penas.

Expertos en biología marina y estudios oceanográficos del Servicio Nacional de Pesca (Sernapesca) concurrieron al lugar para analizar tejidos y levantar muestras para posteriores toxicológicas.



Un sobrevuelo posterior de la zona, realizado en junio por un equipo de científicos, constató que el número de ballenas varadas era muchísimo mayor. Por medio de fotografías aéreas y satelitales pudieron contabilizar 337 ballenas muertas, “incluidos cadáveres y esqueletos”.

“Nos pareció una imagen apocalíptica. Nunca había visto algo igual”, dijo a la agencia noticiosa AFP Vreni Häussermann, directora del Centro Científico Huinay, que participó en la expedición.

El hallazgo sucedió en una zona de difícil acceso y Häusserman expresó que había muchas áreas a las que no pudieron llegar, así que “es probable que haya más ballenas muertas“.

Marea roja

Ballena varada

Los científicos todavía están tratando de establecer las causas de la muerte masiva de los cetáceos. Una de las hipótesis que se maneja es la de la llamada marea roja que trae consigo un alga tóxica.

Un informe científico alertó de la presencia de una biotoxina en el plancton de la zona pelágica donde ocurrieron estos hechos. La biotoxina pudo haber contaminado la cadena alimenticia de las ballenas ocasionándoles la muerte en altamar y, luego, las corrientes los arrastraron a la orilla.

“La marea roja es una hipótesis posible pero hay que descartar las demás de manera satisfactoria”, advirtió Carolina Simon Gutstein, paleontóloga de la Universidad de Chile.
Lo que sí se ha descartado es la intervención humana en el deceso de los animales. El informe de Seranpesca establece que no se encontraron heridas asociadas a elementos mecánicos, como hélices, arpones, ni tampoco lesiones en el oído interior por efecto de ondas de sonar. Tampoco la presencia de hidrocarburos u otras sustancias químicas que hubieran podido ser mortales.

Análisis

A pesar de lo “chocante” que es ver más de 300 ballenas varadas, Carolina Simon Gutstein considera que el estudio de los cadáveres presenta una oportunidad para conocer más sobre la especie.

Ballenas varadas en el Golfo de Penas, Chile

“Hay que pensar también que se pueden estudiar y se puede conocer mejor la especie y se pueden obtener datos para su conservación, por ejemplo”, afirmó la paleontóloga.

Las ballenas sei llegan a medir hasta 18 metros de largo y se cree que son las más rápidas de todas debido a la esbeltez de su cuerpo. Nadan a una velocidad de 50 kilómetros por hora.

Lo que llama la atención sobre el número de ejemplares varadas es que normalmente no se las ve en grupos de más de cinco. El sobrevuelo del lugar de la catástrofe y los meses de análisis fueron financiados por la revista National Geographic, que había impuesto un embargo a la divulgación de la información hasta ahora.

votar