En algún lugar bajo la lluvia siempre habrá un perro abandonado que me impedirá ser feliz. Jean Anouilh
SI ESTÁS BUSCANDO UNA MASCOTA PARA ADOPTAR, PINCHA EN MI ELINK DE FACEBOOK DONDE ENCONTRARÁS MUCHOS DE DIFERENTES PROTECTORAS Y GRUPOS. NO LO DEJES PARA MAÑANA, PUEDE QUE SEA YA DEMASIADO TARDE.

Seguidores

Al hacer click en el botón "Me gusta", no quiere decir que os guste o estéis de acuerdo con lo que se exponga en el artículo, simplemente es para demostrar que os gusta lo que publico y además sirve para compartirlo en vuestro muro de Facebook.

domingo, 7 de mayo de 2017

Mono obeso es enviado por expertos a un "spa animal"

Usted es el tipo que, aun sabiendo que no debía, siempre separa un poco de la propia comida — y hasta de su postre! — para dar a su mascota? Pues el caso que va a ver a continuación tal vez lo ayude a entender lo que puede suceder cuando las restricciones en la dieta de los animales no son respetadas. (Por lo visto el artículo ha sido traducido automáticamente, el original en inglés AQUÍ).

Tomado de  Pueblo Y Sociedad Noticias.com



De acuerdo con la Tia Ghose, del sitio web Live Science, se trata de un mono que vive en un parque cerca de un popular lugar turístico de Bangkok, en Tailandia, y se encuentra con el doble del peso que debería gracias a las porquerías dadas a él por los turistas que visitan el lugar. Para tener una idea, los animales de la misma especie suelen pesar entre 6 y 7 kilos, pero el Tío Gordo — el apodo cariñoso que le dieron al mono obeso — está con cerca de 15!

Garra

Según la Tía, el mono y otros amiguitos de su especie — vive cerca de un mercado flotante donde se comercializan alimentos. Porque los turistas no sólo disfrutan de visitar este pintoresco lugar, como les encanta ver el Tío Gordo se empanturrar con las montañas de comidas que se juegan para él.

Pero, mira…

Entre los manjares favoritos de la garra están los batidos, maíz cocido, melones dulces y pasta — y, además de estos alimentos no son allí muy indicados para los monos, Tío Gordo pasa el día comiendo! Así, además de estar consumiendo productos que no debería, el mono está haciendo eso en exceso. Ahí no tiene quien no engorda, eh!



El pobre no se puede controlar!

Por suerte, fotos del mono regordete acabaron viralizando y llamando la atención de los expertos que fueron hasta el parque rescatar el mono. De acuerdo con uno de ellos, el Tío Gordo no está enfermo, pero necesita ayuda. El problema es que le gusta comer y los turistas no paran de darle de comer, entonces el primate rolliza va a pasar una temporada en un “spa animal” para perder peso.

En verdad, Tío Gordo fue llevado a un santuario de animales que se encuentra a poco más de 160 kilómetros de distancia del parque donde él vivía, y pasará a seguir una rutina de ejercicios físicos diarios y a recibir una dieta más saludable.

Problemas humanos

De acuerdo con la Tía, es relativamente común encontrar animales de compañía que, por cuenta de los (malos) hábitos alimentarios de sus dueños, acaban sufriendo con el exceso de peso. Después de todo, tal como sucede con los humanos, los animales que consumen calorías en exceso también pueden convertirse en obesos. Y no es sólo eso! Ellos todavía pueden desarrollar enfermedades metabólicas, como la diabetes, por ejemplo.



El Tío Gordo debe girar Tío Delgado — si él seguir la dieta correctamente!

Ya en el caso de los animales que viven en la naturaleza, solía ser más raro encontrar especies con problemas de peso. Sin embargo, aquellos que, como era el caso del Tío Gordo, viven cerca de los humanos y tienen fácil acceso a nuestros alimentos, tienden a presentar algunas libras de más.

Además, un estudio realizado por la Universidad de Alabama, junto a especies en cautiverio, señaló que muchas de ellas están sufriendo con el aumento de peso también. Según el estudio, el 40% de los elefantes africanos que viven en los zoológicos están por encima del peso, y es bastante frecuente que los gatos sean más gorditos que los que viven en la naturaleza.