En algún lugar bajo la lluvia siempre habrá un perro abandonado que me impedirá ser feliz. Jean Anouilh
SI ESTÁS BUSCANDO UNA MASCOTA PARA ADOPTAR, PINCHA EN MI ELINK DE FACEBOOK DONDE ENCONTRARÁS MUCHOS DE DIFERENTES PROTECTORAS Y GRUPOS. NO LO DEJES PARA MAÑANA, PUEDE QUE SEA YA DEMASIADO TARDE.

Seguidores

Ya son más de 2.300 seguidores, súmate

Al hacer click en el botón "Me gusta", no quiere decir que os guste o estéis de acuerdo con lo que se exponga en el artículo, simplemente es para demostrar que os gusta lo que publico y además sirve para compartirlo en vuestro muro de Facebook.

sábado, 27 de mayo de 2017

La triste historia de maltrato detrás de los perritos que caminan en dos patas (Vídeos)

Seguro que has visto varios vídeos por la red de graciosos perritos caminando a dos patas como si fuesen personas.

Tomado de Europa FM




Aunque parezca algo divertido y que los animales hagan sin ningún esfuerzo, han salido a la luz una serie de vídeos en los que podemos ver cómo los entrenan a base de golpes y amenazas, por lo que los perros caminan erguidos por miedo a ser golpeados por sus dueños.

Ver a un perrito caminando a dos patas es algo que nos hace gracia, y por eso Internet está lleno de vídeos de este tipo. Algunos dueños incluso los visten para que el efecto sea aún más parecido a personas "pequeñitas", como es el caso de la perrita llamada Smol Bean que acumula 34.000 seguidores en Huoshan vídeo, una plataforma china similar a Youtube.

Pero en realidad no todo es tan divertido como parece. Si bien seguro que hay casos en los que los dueños adiestran a sus animales de la manera correcta, hay otros que no lo hacen de la misma manera. Esto es lo que hemos podido ver a partir de unos vídeos difundidos en la cuenta "Viral Smol Bean Small" en la red social china Weibo.

En uno de los vídeos vemos como el dueño golpea con una chancla al animal, que intenta resguardarse contra la pared, visiblemente asustado:

En otro vídeo vemos como el dueño intenta poner a dos patas al animal, y cuando este quiere volver a su postura natural lo golpea.

Además de provocar problemas físicos por forzar una postura que no es natural para el animal; el maltrato físico y psicológico al que son sometidos estos perros puede derivar a trastornos como la depresión o la agresividad.