En algún lugar bajo la lluvia siempre habrá un perro abandonado que me impedirá ser feliz. Jean Anouilh
SI ESTÁS BUSCANDO UNA MASCOTA PARA ADOPTAR, PINCHA EN MI ELINK DE FACEBOOK DONDE ENCONTRARÁS MUCHOS DE DIFERENTES PROTECTORAS Y GRUPOS. NO LO DEJES PARA MAÑANA, PUEDE QUE SEA YA DEMASIADO TARDE.

Seguidores

Al hacer click en el botón "Me gusta", no quiere decir que os guste o estéis de acuerdo con lo que se exponga en el artículo, simplemente es para demostrar que os gusta lo que publico y además sirve para compartirlo en vuestro muro de Facebook.

jueves, 18 de mayo de 2017

Casablanca confisca 300 animales de carga para que no circulen por sus calles

Las autoridades locales de la ciudad marroquí de Casablanca confiscaron al menos 300 animales de carga (principalmente burros y mulos) para impedir que circulen en las calles de la urbe, según informó hoy el diario local "Asabah".

Tomado de La Vanguardia.com


Un caballo de carga en Marruecos. Foto: Diario de un mentiroso

El rotativo explicó que se trata de una campaña iniciada recientemente por las autoridades de Casablanca para confiscar todos los carros tirados por animales de carga y multar a sus propietarios con cantidades de entre 100 y 700 dirhams (entre 9 y 60 euros).

La medida se explica por una orden administrativa aprobada en julio de 2015 y que prevé imponer una multa a cualquiera que vaya acompañado con su animal de carga dentro del espacio urbano, algo relativamente frecuente en las calles casablanquesas.

Las fuentes explicaron al diario que la medida tiene como objetivo limitar "la invasión" de los animales de carga y los carros en las calles de la capital económica de Marruecos, que estorban el tráfico normal de los vehículos o causan algún accidente de tráfico.

El diario añadió que los casablanqueses se han acostumbrado a ver a un animal de tiro (burros o mulas) mientras interrumpe el paso del tranvía en algunas avenidas importantes de barrios populares como Sidi Mumen o Hay Mohamadi.

En Marruecos, los burros o mulas son animales todavía muy usados en gran parte de los campos y las montañas del Atlas para las labores; en menor medida, también son visibles en las periferias de grandes ciudades donde se usan como medio de transporte. EFE