En algún lugar bajo la lluvia siempre habrá un perro abandonado que me impedirá ser feliz. Jean Anouilh
SI ESTÁS BUSCANDO UNA MASCOTA PARA ADOPTAR, PINCHA EN MI ELINK DE FACEBOOK DONDE ENCONTRARÁS MUCHOS DE DIFERENTES PROTECTORAS Y GRUPOS. NO LO DEJES PARA MAÑANA, PUEDE QUE SEA YA DEMASIADO TARDE.

Seguidores

Al hacer click en el botón "Me gusta", no quiere decir que os guste o estéis de acuerdo con lo que se exponga en el artículo, simplemente es para demostrar que os gusta lo que publico y además sirve para compartirlo en vuestro muro de Facebook.

miércoles, 24 de mayo de 2017

Cae del telón de Ringling Bros, el circo más cruel sobre la Tierra, según activistas (Vídeo)

El pasado 21 de mayo, el Ringling Brothers and Barnum & Bailer Circus dio su última función en el Coliseo del condado de Nassau, en Uniondale, Nueva York.

Artículo de Cultura Colectiva.com



En la naturaleza los elefantes no hacen equilibrio sobre pelotas gigantes, los osos no usan bicicletas pequeñas y los tigres no saltan aros de fuego, esos animales son libres y no tienen que entretener a nadie. Este es pronunciamiento de PETA, una organización pro derechos de animales que llevaba décadas manifestándose afuera del famoso circo Ringling Bros que cerró el pasado 21 de mayo.

Durante 146 años ese circo mostraba sobre el escenario el “mayor espectáculo en el planeta” pero las organizaciones animalistas lo llamaron “el espectáculo más cruel sobre la Tierra” tras revelar que elefantes, tigres y osos eran entrenados mediante la tortura para realizar trucos y entretener al público. A través de un comunicado, PETA informó que durante años se manifestaron a las afueras de este circo expresando la crueldad a la que eran sometidos los animales hasta disminuir considerablemente la entrada de los asistentes.


Crueldad hacia elefantes bebés. Fuente: PETA

Mediante investigaciones, vídeos e imágenes entregadas a dicho colectivo por parte de un veterano entrenador de Ringling Bros muestran cómo elefantes bebés eran separados de sus madres en un campo de entrenamiento, y eran amarrados de sus cuatro patas para mantener posiciones de estiramiento hasta por 23 horas seguidas, son constantemente golpeados y reciben descargas eléctricas para adoptar posiciones antinaturales, mientras gritan del dolor para aprender los trucos del circo, dichas sesiones son repetidas todos los días hasta que los entrenadores estén satisfechos.


Tigres y leones "actuando" en el circo Ringling Bros.

Durante las rutas para las presentaciones de ciudad en ciudad, se nota la tristeza de los animales por estar encadenados, encerrados y sus marcas físicas se observan en las emociones reprimidas de los elefantes que no pueden moverse más allá de lo permitido por los grilletes en sus patas, la furia de los tigres que llevan meses enjaulados y que apenas pueden estirarse en las presentaciones o el dolor de los osos que lo más cercano a un bosque se encuentra en el color verde de los reflectores.

Entre las expresiones más famosas de PETA contra este circo se encuentran que durante más de 30 años un integrante de esa institución se manifestó afuera de ese recinto, convirtiéndose en una tradición e iniciación para nuevos integrantes del movimiento de los derechos de animales que se vestían o pintaban como animales maltratados e incluso cuando vertieron dos toneladas de excremento en las oficinas centrales de Ringling presentando casos reales de tortura hacia los inocentes elefantes de ese circo.


Show con los elefantes en el circo Ringling Bros.

Tras años de denuncias penales y presión legislativa, los organismos animalistas tuvieron su primera victoria en mayo del 2016 cuando Ringling prohibió el uso de elefantes en sus giras, fueron retirados en un centro especializado en Polk City, Florida. El pasado 21 de mayo, el Ringling Brothers and Barnum & Bailer Circus dio su última función en el Coliseo del condado de Nassau, en Uniondale, Nueva York, donde se agotaron todas las entradas, en el último espectáculo se usaron 14 tigres, participaron payasos, trapecistas y finalmente el maestro de ceremonias, Jonathan Lee, entre lágrimas dijo “Nunca diremos adiós, sólo nos veremos pronto en algún otro lugar”.