En algún lugar bajo la lluvia siempre habrá un perro abandonado que me impedirá ser feliz. Jean Anouilh
SI ESTÁS BUSCANDO UNA MASCOTA PARA ADOPTAR, PINCHA EN MI ELINK DE FACEBOOK DONDE ENCONTRARÁS MUCHOS DE DIFERENTES PROTECTORAS Y GRUPOS. NO LO DEJES PARA MAÑANA, PUEDE QUE SEA YA DEMASIADO TARDE.

Seguidores

Ya son más de 2.300 seguidores, súmate

Al hacer click en el botón "Me gusta", no quiere decir que os guste o estéis de acuerdo con lo que se exponga en el artículo, simplemente es para demostrar que os gusta lo que publico y además sirve para compartirlo en vuestro muro de Facebook.

sábado, 16 de julio de 2016

El Gobierno valenciano debe pagar por el maltrato a 40 caballos

La noticia ya la contamos en Las Provincias, con alegría por la condena de nueve meses de prisión que recayó sobre el responsable de este infierno.

Artículo de Arturo Checa, tomado de Las Provincias




Sólo hay que ver esta foto, el bodegón infecto que abre estas líneas. Ese era el menú diario de 40 caballos. Un grupo de equinos torturados y dejados al borde de la muerte por un desalmado en el municipio alicantino de Callosa de Segura. La noticia ya la contamos en Las Provincias, con alegría por la condena de nueve meses de prisión que recayó sobre el responsable de este infierno. Aquí detallaré ahora un poco más la pesadilla en la que estaba sumidos esos caballos, que no sólo de perros y gatos, por desgracia, viven los infames maltratadores. Y contaré también la gran labor que realiza El Refugio del Burrito, una asociación que se desvive por ayudar a caballos, burros y todo este tipo de animales. Mejor lo cuentan ellos: “Investigamos casos de negligencia, abuso, maltrato o abandono a burros y mulos en toda España. Hay más de 300 animales viviendo en nuestras granjas. Desde enero de 2016 hemos participado en 56 investigaciones y recogido a 135 animales. El pasado mes de febrero lideramos un rescate masivo de cerca de 100 burros en Cáceres. Además, El Refugio del Burrito se implica activamente en causas que insten a la aplicación y mejora de las leyes vigentes en cuanto a bienestar animal”. Por cierto, que como no podía ser de otra forma, necesitan una inyección económica y tienen el refugio saturado. Si alguien se anima, aquí va un enlace en el que colaborar.




La alerta la dio Caballos Luna, otra de esas entidades que se dedica a velar por estos animales. Otro ángel de la guarda de burros, caballos o mulas. Al llegar al lugar para comprobar los hechos, El Refugio comprobó cómo los animales apenas se mantenían en pie. Escuálidos, devorados por las moscas, repletos de llagas y abandonados a su suerte. Su menú diario, frutas y verduras en estado de putrefacción. Sin sitio para siquiera corretear. Un sueño imposible comparado con la realidad de los equinos. Atados en corto con cadenas de hierro que dificultaban su movilidad. Los cascos los tenían infectados y tremendamente dañados.




El grupo vivía entre escombros, chapas metálicas oxidadas y restos de alambrada de espino. Los menos idílico del mundo. Un infierno por el que el autor recibió una contundente condena del juzgado de lo Penal número uno de Orihuela: nueve meses de prisión y, sobre todo, tres años de inhabilitación, lo que le impedirá ejercer como empresario equino, si es que se puede llamar de esa manera a su barrabasismo. La sentencia dejó claro la actitud del condenado: “Su flagrante desprecio a la vida, salud y bienestar de los animales, haciendo voluntariamente dejación de los mínimos deberes de alimentación y cuidado de los mismos provocando con ello detrimento del estado de salud de dichos equinos e incluso la muerte de algunos de ellos”.




La primera denuncia de El Refugio del Burrito fue desestimada, pero gracias a la intermediación del Eurogrupo por los Animales y a una campaña de recogida de firmas que pedía el cierre definitivo de las instalaciones, se reabrió el caso. La asociación protectora de burros y mulos recibió una orden de incautación temporal que permitió el traslado de los animales a sus instalaciones. El equipo de Bienestar Animal de El Refugio del Burrito contactó con otras protectoras y puso a salvo a un grupo de 14 caballos en Easy Horse Rescue Centre, de Alicante. No se pudo evitar el fallecimiento de otros 3 equinos propiedad del mismo dueño.




La denuncia y acción de la protectora de animales va incluso más allá: hace responsable de lo ocurrido al Consell, por su inacción al permitir el maltrato de los equinos. Pese a llenarse la boca de muchos dirigentes con la defensa de los derechos de los animales, en la práctica se permiten situaciones como esta. Ambos refugios reclamarán ante la Consejería de Agricultura de la Comunidad Valenciana los gastos derivados del cuidado y la alimentación de los animales. Estas protectoras de animales proporcionan atención veterinaria y refugio para toda la vida a equinos en situación de abandono y/o maltratados. Las administraciones públicas carecen de la capacidad y de las infraestructuras para hacerse cargo de estos animales, razón por la que los refugios emplean recursos propios -procedentes del apoyo de sus socios- para acudir en su auxilio.

Luchar por los derechos de los animales es algo más que llenarse la boca con ellos. Hay que actuar. Como El Refugio del Burrito. ENHORABUENA.

votar