En algún lugar bajo la lluvia siempre habrá un perro abandonado que me impedirá ser feliz. Jean Anouilh
SI ESTÁS BUSCANDO UNA MASCOTA PARA ADOPTAR, PINCHA EN MI ELINK DE FACEBOOK DONDE ENCONTRARÁS MUCHOS DE DIFERENTES PROTECTORAS Y GRUPOS. NO LO DEJES PARA MAÑANA, PUEDE QUE SEA YA DEMASIADO TARDE.

Seguidores

Ya son más de 2.300 seguidores, súmate

Al hacer click en el botón "Me gusta", no quiere decir que os guste o estéis de acuerdo con lo que se exponga en el artículo, simplemente es para demostrar que os gusta lo que publico y además sirve para compartirlo en vuestro muro de Facebook.

sábado, 2 de julio de 2016

Decenas de animales morirán en solo días laguna paraguaya (Vídeos)

En el sector que rodea a la laguna de Agropil, la muerte de decenas de animales es cuestión de días. El riesgo afecta por igual a la vida silvestre como al ganado. Carpinchos y yacarés sobreviven en el fango, mientras jaguares merodean por los alrededores. Esta imagen no quisieron ver funcionarios del MOPC y la Seam.

Artículo de Roque González Vera, tomado de ABC Paraguay


Carpinchos y yacarés buscando sobrevivir en el fango. Barro es todo lo que
queda de la laguna. / ABC Color

FORTÍN AYALA VELÁZQUEZ, Boquerón.- Agropil es el nombre de un establecimiento ganadero situado en el fortín Ayala Velázquez, en el departamento de Boquerón.

Allí existe una gigantesca laguna que se conoce con el nombre del establecimiento. El espejo de agua es compartida entre pequeños ganaderos, gente que tiene un promedio de 200 cabezas de ganado por propietario.

Son ganaderos muy modestos, gente que vive el día a día con los pocos animales que poseen.

Contrariamente a lo que se cree, no todos los ganaderos son precisamente rico-poderosos. Y aquí hay productores que apenas tienen para sobrevivir y mantener a sus familias.

La laguna de Agropil es fiel reflejo de la tragedia que enfrenta el río Pilcomayo: centenares de animales han muerto en las últimas semanas por falta de agua.

El señor Calixto Centurión, pequeño productor, perdió 70 cabezas de ganado en un mes. De 200 que tenía, una tercera parte yace en el suelo. Su hijo y un hermano tienen una situación similar.


Imagen elocuente de las condiciones en que se encuentra la laguna de Agropil.
Este espacio es compartido por pequeños ganaderos, que pueden quedar en
la ruina. / ABC Color

Dan de beber en baldes

Don Calixto comentó que dan de beber en baldes a los animales: “Algunos ya no tienen fuerzas para moverlos, entonces llevamos el agua en baldes para que puedan tomar. Algunos se recuperan, pero otros ya solo esperan la muerte”.

Elevó una suplica a las autoridades nacionales: “Necesitamos dos pozos de agua para salvar nuestros animales. Aquí estamos pequeños ganaderos que vivimos del día a día. Si mueren nuestros animales, perdemos todo”.

Como si faltaran problemas, los jaguares merodean en la zona y los animales casi sin fuerzas son presa fácil.

No quisieron ver

El miércoles pasado, pequeños productores del lugar invitaron a funcionarios del MOPC y la Seam a observar la laguna. La visita no se concreto porque “no había tiempo”.

Ese día tuvo lugar un encuentro donde también participó el nuevo director de la Comisión Nacional del Pilcomayo, Ing. Óscar Salazar, así como el viceministro de Obras Públicas, Ing. Juan Manuel Cano.

En representación de la Seam estuvo el licenciado Darío Mandelburger.

Era una magnífica oportunidad para observar la dramática situación que se enfrenta en la laguna de Agropil, donde decenas de animales están condenados a morir por falta de agua.



El mismo río, pero en la parte de Argentina.


votar