En algún lugar bajo la lluvia siempre habrá un perro abandonado que me impedirá ser feliz. Jean Anouilh
SI ESTÁS BUSCANDO UNA MASCOTA PARA ADOPTAR, PINCHA EN MI ELINK DE FACEBOOK DONDE ENCONTRARÁS MUCHOS DE DIFERENTES PROTECTORAS Y GRUPOS. NO LO DEJES PARA MAÑANA, PUEDE QUE SEA YA DEMASIADO TARDE.

Seguidores

Ya son más de 2.300 seguidores, súmate

Al hacer click en el botón "Me gusta", no quiere decir que os guste o estéis de acuerdo con lo que se exponga en el artículo, simplemente es para demostrar que os gusta lo que publico y además sirve para compartirlo en vuestro muro de Facebook.

jueves, 3 de mayo de 2018

Veterinario colombiano convertía perros cachorros en “mulas”

El Juzgado de Nueva York acaba de acusar al veterinario colombiano Andrés López Elorez de crueldad animal, pues usaba a cachorros para transportar heroína entre Estados Unidos y Colombia.

Tomado de El Espectador.com

Esta fotografía fue presentada por la Fiscalía de Nueva York. Los cachorros
fueron rescatados de la red de narcotráfico que los usaba para llevar heroína
hasta Estados Unidos.HO / DRUG ENFORCEMENT ADMINISTRATION / AFP
Andrés López Elorez es un veterinario colombiano de 38 años que acaba de ser juzgado por la Fiscalía de Nueva York por haber usado a pequeños cachorros de perros como “mulas”, para enviar heroína líquida desde Colombia hasta Estados Unidos.

De acuerdo con el fiscal del distrito este de Nueva York, Richard Donoghue, López Elorez "violó el juramento veterinario de prevenir el sufrimiento animal cuando usó sus habilidades quirúrgicas en un cruel plan para traficar heroína en el abdomen de los cachorritos”.

Según la información dada por la Fiscalía de Nueva York, entre septiembre de 2004 y enero de 2005 el colombiano hizo parte de una organización que llevaba drogas ilegales hasta Estados unidos. De acuerdo con la investigación del ente acusador, los perritos eran enviados en vuelos comerciales hasta Nueva York, donde la droga era extraída de sus cuerpos.

Se desconoce el número de cachorros involucrados en la operación, ni si sobrevivían a los procedimientos.

López Elorez eludió a la justicia colombiana y norteamericana por más de una década. En 2005, la Policía de Colombia allanó su clínica veterinaria en Medellín, en donde encontraron diez perros, tres de ellos con la droga ya en sus estómagos. Uno de ellos fue adoptado por la Policía y hoy hace parte de programa de perros que detectan narcóticos en aeropuertos, reporto The Guardian.

Ese año, el veterinario escapó a España, en donde permaneció escondido durante diez años, hasta que fue capturado por la Policía española en 2015.

Al mismo tiempo que las autoridades colombianas hacían redadas en el país, la Agencia Antidroga Estadounidense (DEA, por sus siglas en inglés), revelaba que la red de tráfico de heroína se extendía a otras nueve personas, que también fueron capturadas y juzgadas en Nueva York entre 2007 y 2009.

Tras la captura de López Elorez en España, Estados Unidos solicitó su extradicción que se materializó el pasado 30 de abril. Si es condenado, López enfrenta una pena mínima de 10 años de cárcel y una máxima de cadena perpetua.

La sed insaciable de los carteles por ganancias los lleva a cometer crímenes impensables, como utilizar a cachorros inocentes para esconder la droga o actualmente a colocar cantidades letales de fentanilo en nuestras calles", le dijo a la agencia France Presse el agente especial de la DEA que estuvo al frente del caso, James Hunt.