En algún lugar bajo la lluvia siempre habrá un perro abandonado que me impedirá ser feliz. Jean Anouilh
SI ESTÁS BUSCANDO UNA MASCOTA PARA ADOPTAR, PINCHA EN MI ELINK DE FACEBOOK DONDE ENCONTRARÁS MUCHOS DE DIFERENTES PROTECTORAS Y GRUPOS. NO LO DEJES PARA MAÑANA, PUEDE QUE SEA YA DEMASIADO TARDE.

Seguidores

Ya son más de 2.300 seguidores, súmate

Al hacer click en el botón "Me gusta", no quiere decir que os guste o estéis de acuerdo con lo que se exponga en el artículo, simplemente es para demostrar que os gusta lo que publico y además sirve para compartirlo en vuestro muro de Facebook.

miércoles, 16 de mayo de 2018

Startup estadounidense quiere revertir el envejecimiento en los perros

Un reconocido biólogo está detrás de una compañía fundada en Harvard, cuyo cometido es revertir el envejecimiento en los perros y, posiblemente, pronto en humanos.

Tomado de La Red21.com.uy

Foto: Pixabay
La startup Rejuvenate Bio, cofundada por George Church de Harvard Medical School, cree que los perros no son solo los mejores amigos del hombre, sino también la mejor manera de llevar al mercado los tratamientos genéticos de reversión de envejecimiento, que más adelante podrían servir como antesala a la aplicación de estos en humanos.

George Church, uno de los biólogos sintéticos más reconocidos del mundo, tiene una premisa que puede sonar un tanto disparatada, pero que él considera posible: que los humanos podamos vivir hasta 130 años en el cuerpo de un joven de 22. No sin antes haber ensayado lo suficiente para perfeccionar las técnicas genéticas, claro está. 

La compañía, que ha llevado a cabo pruebas preliminares en perros beagles, afirma que hará que los animales sean “más jóvenes” al agregar nuevas instrucciones al ADN de sus cuerpos.

Sus planes de reversión de la edad se basan en información obtenida en organismos más simples como gusanos y moscas. Afinar sus genes puede duplicar su vida útil, e incluso más. Otra investigación ha demostrado que administrar transfusiones de sangre a ratones viejos de los más jóvenes puede restaurar algunos biomarcadores a niveles juveniles.

“Ya hemos hecho un montón de ensayos en ratones y estamos haciendo algunos en perros, y luego pasaremos a los humanos”, adelantó Church en una entrevista a principios de este año. Los otros fundadores de la compañía, el CEO Daniel Oliver y el científico Noah Davidsohn, que labora en el laboratorio de Church, prefieren mantenerse al margen del frenesí mediático que podría causar esta noticia.

Los esfuerzos de la compañía para mantener sus actividades fuera de la prensa no dejan claro cuántos perros ha tratado hasta ahora. En un documento proporcionado por un veterinario de la costa oeste, fechado en junio pasado, Rejuvenate dijo que su terapia génica había sido probada en cuatro perros sabuesos en instalaciones de la Tufts Veterinary School en Boston. No está claro si se están realizando pruebas más amplias hasta el momento.

Años perro

George Church ve un potencial negocio en el rejuvenecimiento de los perros, como preámbulo al negocio que podría ser aplicar eso en humanos.

“Los perros son un mercado en sí mismos”, dijo Church durante un evento en Boston la semana pasada. “No es solo cercanos a los humanos: es algo por lo que la gente pagará, y el proceso de la FDA es mucho más rápido (para que se aplique este tipo de terapias en animales). Haremos pruebas con perros, y eso será un producto cuyas ganancias pagarán para aumentar la escala en ensayos en humanos”, agregó.

Aún se desconoce si los tratamientos de la compañía tienen los efectos positivos deseados. Sin embargo, si funcionan, podría no tomar mucho tiempo para que la gente clame por tratamientos similares para humanos, abriendo un mundo de posibilidades -en principio- para aquellos que puedan pagar las fortunas que costarían y para los inversionistas que podrán dinero en las compañías.

Pero van paso a paso: Rejuvenate primero tratará de detener las enfermedades fatales del corazón, comunes en los spaniels y Doberman pinschers, acumulando evidencia de que los conceptos también pueden funcionar en los humanos. Más adelante intentarán curar otras patologías y luego, como meta, revertir o ralentizar el envejecimiento.