En algún lugar bajo la lluvia siempre habrá un perro abandonado que me impedirá ser feliz. Jean Anouilh
SI ESTÁS BUSCANDO UNA MASCOTA PARA ADOPTAR, PINCHA EN MI ELINK DE FACEBOOK DONDE ENCONTRARÁS MUCHOS DE DIFERENTES PROTECTORAS Y GRUPOS. NO LO DEJES PARA MAÑANA, PUEDE QUE SEA YA DEMASIADO TARDE.

Seguidores

Ya son más de 2.300 seguidores, súmate

Al hacer click en el botón "Me gusta", no quiere decir que os guste o estéis de acuerdo con lo que se exponga en el artículo, simplemente es para demostrar que os gusta lo que publico y además sirve para compartirlo en vuestro muro de Facebook.

martes, 8 de agosto de 2017

Un joven muere al intentar tener relaciones sexuales con una anaconda

La víctima intentó penetrar al animal y falleció asfixiado.

Tomado de España Diario.es


David Brown falleció después de practicar sexo con su anaconda.

Un joven de 22 años ha fallecido en Florida después de intentar mantener sexo con una anaconda.

Según recogen varios medios de comunicación como 'Telecinco' o 'Debate', un amigo de David Brown, la víctima, llamó a las autoridades y a los servicios médicos después de encontrarle desnudo y envuelto por la serpiente. Sin embargo, nada se pudo hacer por su vida: le había asfixiado.

Tal como apunta el informe forense, el joven presentaba una «erección completa» y habia penetrado los genitales del animal, razón por la que también las autoridades habían necesitado varias horas para conseguir separar a la víctima del animal.

Según relató su amigo, David tenía varias mascotas porque desde siempre le habían gustado los animales: perros, gatos, tarántulas, serpientes, escorpiones, tortugas e incluso un cerdo salvaje al que describía como un animal «muy caliente». «Siempre me dijo que no hacía daño a nadie y que los animales amaban el sexo tanto como los humanos, que era algo consensuado. ¿Quién soy yo para juzgar?», explicaba el amigo, que además confesó que en una ocasión le convenció para hacer un trío con un perro pastor alemán.

Al parecer, el joven ya había sufrido heridas en otras ocasiones debido a sus prácticas zoofílicas.

Hace unos meses, Brown acudió a una sala de urgencias porque había practicado sexo con un hámster doméstico que «le perforó accidentalmente el ano y masticó su vía intestinal».

Aunque tuvo que ser intervenido porque sufrió una fuerte hemorragia interna a consecuencia de esto, volvió a la carga dos meses después. «Él amó a los animales desde que era muy pequeño, no me gustaba mucho esa serpiente pero me aseguró que no era peligrosa», comentaba su madre, entre lágrimas, sin poder dar crédito a lo sucedido.