En algún lugar bajo la lluvia siempre habrá un perro abandonado que me impedirá ser feliz. Jean Anouilh
SI ESTÁS BUSCANDO UNA MASCOTA PARA ADOPTAR, PINCHA EN MI ELINK DE FACEBOOK DONDE ENCONTRARÁS MUCHOS DE DIFERENTES PROTECTORAS Y GRUPOS. NO LO DEJES PARA MAÑANA, PUEDE QUE SEA YA DEMASIADO TARDE.

Seguidores

Ya son más de 2.300 seguidores, súmate

Al hacer click en el botón "Me gusta", no quiere decir que os guste o estéis de acuerdo con lo que se exponga en el artículo, simplemente es para demostrar que os gusta lo que publico y además sirve para compartirlo en vuestro muro de Facebook.

viernes, 6 de noviembre de 2015

Un hombre que cuida 200 animales, al banquillo por poner un cepo

Declaró que lo hizo para evitar que le mataran las especies que atiende.

Artículo de Xosé Carreira, tomado de La Voz de Galicia.es


Imagen de archivo de un perrito atrapado en un cepo.

Un vecino de Meilán, en Lugo, que tiene en su casa más de doscientos animales de diversas especies (algunos de ellos entregados por personas que no tenían capacidad para cuidarlos) acabó en el banquillo de acusados porque colocó un cepo que atrapó al perro de una vecina. La fiscal considera que lo que hizo es un delito porque no tenía ningún tipo de autorización, ni tan siquiera licencia de caza y, por lo tanto, cree que debe ser condenado con el pago de una multa de 600 euros. El letrado que defiende a J. M. S. entiende que los hechos, ocurridos en octubre de 2014, han de reconducirse a la vía administrativa.

El hombre colocó el cepo, dijo, por la desesperación que le producía el hecho de que sus animales apareciesen muertos casi a diario. Poco antes de adoptar la decisión se encontró con 23 ejemplares muertos. Por término medio, cada semana perdía dos o tres, a pesar de tener la finca con alambrada reforzada. «Mis animales domésticos también tienen derecho a ser defendidos. Era lo que me quedaba, pero que quede muy claro que ni intentaba cazar con el cepo, ni matar. Con él trataba de saber qué animal era el que mataba a los míos», explicó el acusado a la jueza que se encargará de dictar sentencia.

Recalcó que el cepo que puso estaba atado y colocado dentro de su finca, aunque fuera de la alambrada, en una especie de desnivel que hay hacia la carretera. En el mismo quedó atrapado por una pata un perro de cruce pequinés que andaba suelto y carecía de microchip, lo que es irregular, según declararon policías locales. La propietaria denunció el hecho. El imputado asegura que no se niega a pagar los 90 euros que costó curar al perro.

votar