En algún lugar bajo la lluvia siempre habrá un perro abandonado que me impedirá ser feliz. Jean Anouilh
SI ESTÁS BUSCANDO UNA MASCOTA PARA ADOPTAR, PINCHA EN MI ELINK DE FACEBOOK DONDE ENCONTRARÁS MUCHOS DE DIFERENTES PROTECTORAS Y GRUPOS. NO LO DEJES PARA MAÑANA, PUEDE QUE SEA YA DEMASIADO TARDE.

Seguidores

Ya son más de 2.300 seguidores, súmate

Al hacer click en el botón "Me gusta", no quiere decir que os guste o estéis de acuerdo con lo que se exponga en el artículo, simplemente es para demostrar que os gusta lo que publico y además sirve para compartirlo en vuestro muro de Facebook.

domingo, 8 de noviembre de 2015

Piden un año de cárcel para el responsable de la residencia canina de Igeldo

El pasado año, cuando se clausuró la residencia canina y felina, el imputado fue detenido y posteriormente puesto en libertad.

Tomado de Diario Vasco.com

Residencia Canina de Igeldo.

El responsable del Hotel Canino y Felino de Igeldo, situado en Orio y clausurado en septiembre del año pasado por orden judicial, se enfrenta a una pena de un año de cárcel por un delito continuado de maltrato animal.

El fiscal, en sus conclusiones provisionales, acusa al procesado de haber mantenido a los animales a su cuidado en unas condiciones "deplorables", de haber realizado eutanasias "injustificadas" de perros y gatos sanos, y de practicar también esterilizaciones pese a carecer de "formación veterinaria".

Por todo ello, además de la pena de cárcel, reclama para el procesado tres años de inhabilitación para el ejercicio de una profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales.

En su escrito de acusación, el Ministerio Público señala que el imputado puso en marcha la residencia canina en 2008 y la mantuvo abierta hasta clausura en 2014 "aun cuando carecía de la licencia definitiva que debía ser emitida por el Ayuntamiento de Orio".

«Condiciones deplorables»

Asegura que en todos esos años mantuvo a los animales "en unas condiciones higiénico sanitarias deplorables", ya que "no les sacaba de las jaulas" y "convivían con sus heces en una situación de abandono total y suciedad", lo que hizo que algunos contrajeran enfermedades y que la mayor parte de los perros que criaba presentaran sarna.

Precisa que en el año 2013, un perro que había muerto se mantuvo en las instalaciones sin ser retirado durante días, "con el peligro de contagio para otros animales que ello suponía".

El fiscal dice que tampoco los alimentaba bien, "pues en el mejor de los casos les daba de comer solo una vez al día tirando el pienso por encima de la verja" y "pasaban fines de semana enteros sin comer y beber" porque no les proporcionaba alimentos cuando el personal del hotel libraba.

Animales sacrificados sin sedante

Explica que desde 2012 acabó con la vida de animales que se encontraban sanos y sin respetar el plazo de 30 días en que los que deben permanecer en el establecimiento a la espera de ser adoptados.

A algunos animales los sacrificó con armas de fuego y sin suministrarles el sedante preceptivo, lo que les causaba "un enorme dolor en el momento de morir".

Cita el caso de un perro bóxer y un pitbull a los que sacrificó porque le resultaban "agresivos", y de un caballo de raza "potoka", al que "mató a palos" y dejó "que fuera despiezado por perros de caza".

El Ministerio Fiscal señala que en 2012, el acusado empleó jabalíes para adiestrar a los perros de caza, a los que habían amputado los colmillos, por lo que fueron mordidos por los canes sin que pudieran defenderse.

Se refiere igualmente a las eutanasias y esterilizaciones que llevó a cabo sin tener formación y en condiciones "inadecuadas" después de que cesara el contrato suscrito con una clínica veterinaria.

Pone como ejemplo la asistencia a una perra a la que curó con grapas de una lesión en el abdomen y que murió "seguidamente".

El pasado año, cuando se clausuró la residencia canina y felina, el imputado fue detenido y posteriormente puesto en libertad.

En ese momento, se encontraban en el recinto 62 perros adultos y numerosos cachorros, 12 caballos y 6 gatos. El arresto y la clausura temporal de hotel canino fue el resultado de una investigación iniciada en marzo de 2014 por encargo de la Fiscalía de Medio Ambiente de Gipuzkoa.

Nota: Entre las muchas irregularidades cometidas en dicha residencia, en julio de 2014 se les denuncia por la "desaparición" de un chihuahua al que sus dueños habían dejado alojado en en lugar por nueve días por marchar ellos de vacaciones. 

votar