En algún lugar bajo la lluvia siempre habrá un perro abandonado que me impedirá ser feliz. Jean Anouilh
SI ESTÁS BUSCANDO UNA MASCOTA PARA ADOPTAR, PINCHA EN MI ELINK DE FACEBOOK DONDE ENCONTRARÁS MUCHOS DE DIFERENTES PROTECTORAS Y GRUPOS. NO LO DEJES PARA MAÑANA, PUEDE QUE SEA YA DEMASIADO TARDE.

Seguidores

Ya son más de 2.300 seguidores, súmate

Al hacer click en el botón "Me gusta", no quiere decir que os guste o estéis de acuerdo con lo que se exponga en el artículo, simplemente es para demostrar que os gusta lo que publico y además sirve para compartirlo en vuestro muro de Facebook.

jueves, 8 de octubre de 2015

Muere atropellada ‘Chiquitica’ la perra que llegó a Miami con balseros cubanos (Vídeo)

Ni el fuerte rayo del sol, ni la falta de comida o agua pudieron quebrar el deseo de vivir de los 12 balseros cubanos que junto a una pequeña perra callejera llegaron hace tres semanas a las costas de Miami Beach.

Artículo de Sergio N. Cándido, tomado de El Nuevo Herald.com

Luis, uno de los 12 balseros cubanos que llegaron a las playas de Miami Beach
el 15 de septiembre, da un beso a "Chiquitica", la perrita que los acompañó
durante la travesía. Foto: Captura del vídeo.

Pero la vida de “Chiquitica”, la perra que acaparó titulares desde Argentina hasta Inglaterra, terminó de manera trágica la semana pasada.

Según reporta el canal ABC10, la mascota fue atropellada por un automóvil la semana pasada luego de escapar de su nuevo hogar en Miami.

Luego de pasar por un periodo de cuarentena en el que veterinarios la inspeccionaron, vacunaron, y registraron, a Chiquitica se le permitió quedarse con la familia de uno de los balseros cubanos que la trajeron a Estados Unidos el 15 de septiembre.




Ese día, 11 hombres de entre 18 y 34 años de edad, una joven de 16, y la perra, tocaron tierra cerca de la concurrida Lincoln Road alrededor de las 11:00 de la mañana ante la mirada de decenas de bañistas para culminar una odisea de seis días en altamar.

Los cubanos habían partido desde Caibarién, en la provincia de Villa Clara, la madrugada del jueves 10 de septiembre en una precaria embarcación metálica de unos nueve pies de largo propulsada por una vela improvisada y remos de madera.

 

votar