En algún lugar bajo la lluvia siempre habrá un perro abandonado que me impedirá ser feliz. Jean Anouilh
SI ESTÁS BUSCANDO UNA MASCOTA PARA ADOPTAR, PINCHA EN MI ELINK DE FACEBOOK DONDE ENCONTRARÁS MUCHOS DE DIFERENTES PROTECTORAS Y GRUPOS. NO LO DEJES PARA MAÑANA, PUEDE QUE SEA YA DEMASIADO TARDE.

Seguidores

Ya son más de 2.300 seguidores, súmate

Al hacer click en el botón "Me gusta", no quiere decir que os guste o estéis de acuerdo con lo que se exponga en el artículo, simplemente es para demostrar que os gusta lo que publico y además sirve para compartirlo en vuestro muro de Facebook.

sábado, 24 de octubre de 2015

Condenada empresa de autobuses por dejar morir al perro de una pasajera

Una empresa de Autobuses ha sido condenada por un juez a pagar 4.300 euros de indemnización por daños morales a una pasajera cuyo perro murió de un golpe de calor en el maletero del autobús.

Tomado de PACMA.es




Una empresa de Autobuses ha sido condenada por un juez de Alcobendas (Madrid) a pagar 4.300 euros de indemnización a una pasajera cuyo perro murió en el maletero del autobús, al reconocer que el animal formaba parte de su familia y su muerte les ha causado daños morales.

Esta alta cuantía sienta un precedente en la lucha por reconocer los derechos de los animales en España, por admitir que “la pérdida de un ser querido como un animal de compañía constituye un daño moral importante, más cuando, en este caso, la propietaria de Duque y su pareja no tenían hijos y el animal era su compañía diaria”, por lo que la indemnización no se puede limitar a los 300 euros en los que está valorado económicamente el perro.

El juez destaca que: “la propietaria se encuentra con que mete a su perro vivo en el autobús y sale muerto a las 9 horas, lo que le tiene que producir desazón, zozobra y, sobre todo, un echar de menos a su mascota”. La pasajera y propietaria de Duque, el perro fallecido, viajó con el animal en un trayecto de nueve horas entre Madrid y Algeciras. El perro de 3 años de edad se encontraba completamente sano antes del viaje, tal y como aseguró su veterinario.

El perro falleció a causa de un golpe de calor ocurrido por la alta temperatura que se acumuló en el habitáculo donde era transportado. La compañía de autobuses no garantiza que el aire acondicionado estuviera encendido en todo momento y, menos aun, durante la parada que hizo en Córdoba en la que el autobús permaneció 45 minutos al sol en pleno Agosto.

Desde PACMA trabajaremos para que esta empresa cambie su política de desprecio hacia la vida de los animales. En la actualidad, esta compañía cuenta con una aseguradora que cubre el valor del animal si éste fallece en el viaje, en lugar de poner todos sus esfuerzos en garantizar que el animal llegue a su destino vivo y en las mismas condiciones de partida.

Apreciamos la importante labor que llevan a cabo cada vez más jueces en materia de respeto hacia los animales, más aun en un caso como este, donde los pasajeros depositan en la compañía toda su confianza para garantizar la seguridad de todas las vidas que viajan con él, incluidas las de los animales.

votar