En algún lugar bajo la lluvia siempre habrá un perro abandonado que me impedirá ser feliz. Jean Anouilh
SI ESTÁS BUSCANDO UNA MASCOTA PARA ADOPTAR, PINCHA EN MI ELINK DE FACEBOOK DONDE ENCONTRARÁS MUCHOS DE DIFERENTES PROTECTORAS Y GRUPOS. NO LO DEJES PARA MAÑANA, PUEDE QUE SEA YA DEMASIADO TARDE.

Seguidores

Ya son más de 2.300 seguidores, súmate

Al hacer click en el botón "Me gusta", no quiere decir que os guste o estéis de acuerdo con lo que se exponga en el artículo, simplemente es para demostrar que os gusta lo que publico y además sirve para compartirlo en vuestro muro de Facebook.

domingo, 23 de agosto de 2015

Un hombre sin hogar viaja más de 3.000 kilómetros en bicicleta con 11 perros rescatados

Es una historia que llega al corazón, Steve es una persona sin hogar que en los últimos 14 años, a pesar de vivir en la calle, ha atendido a más de 50 perros que al igual que él, viven en la calle

Redactado por Mariale Barradas, tomado de Zoorprendente.com

(Haciendo click en esta foto, se puede ampliar y ver toda la
galería)

Steve es una prueba de que con voluntad y amor se pueden hacer grandes cosas. En el año 2001 lo perdió todo y ahora forma parte de quienes no tienen hogar. Su único objeto de valor es su bicicleta y desde entonces no ha dejado de ayudar a los perros que encuentra en su camino, tiene un montón de amor para dar.

Un día decidió ir en busca de un mejor futuro desde California a Indiana en su bicicleta, así que se llevó a sus 11 amigos. Por su mente no pasó la opción de abandonarlos.


Entre sus compañeros iba una perra que recién había dado a luz a sus cachorritos.


¡Era un largo viaje para ellos!


Siguió pedaleando durante más de 2000 kilómetros, hasta que una mujer llamada Alicia Edrington se fijó en él. Su familia pidió auxilio y recaudó dinero para pagar una noche de alojamiento en un hotel para Steve y sus perros, así podían descansar.


¡Estaban muy cómodos todos!


¡Fue como una fiesta de pijamas!


El descanso fue fantástico y reparador incluso para los más pequeños.


El personal del Refugio de Animales en West Memphis se acercaron al lugar con comida para perros, correas y arneses.


De hecho, un grupo de voluntarios hizo posible pagar una segunda noche de hotel para Steve y sus amigos peludos.


¡Estaban muy contentos!


Y al fin llegó una ayuda inesperada. Kelly Seaton, una mujer de Tennessee, se ofreció a llevar a esta familia a su destino final.


Podrían viajar en condiciones óptimas… ¡estaban muy cómodos!


Viajaban fuera de peligro y Steve podía descansar.


Durante el viaje tomaron fotografías bien divertidas.


Finalmente, Steve y los 11 perros llegaron a Indiana y gracias la generosidad de muchas personas han logrado recaudar mucho dinero a través de GoFundMe.


Y eso no es todo, ya Steve no será una persona sin hogar y tendrá un techo para albergar a sus perros, una persona solidaria donó una caravana para que tengan desde ahora un lugar acogedor para vivir. Siguen recaudando dinero en GoFundMe para poder proporcionarle un terreno donde Steve pueda ubicar su cavana.

La historia de Steve es un ejemplo de que con muy poco, lo esencial sigue siendo el amor y la compasión frente a cualquier cosa material. Lo único que necesitamos en realidad para ayudar es voluntad y solidaridad. Steve está cosechando ahora toda la bondad que sembró a lo largo de esos 14 años en la calle.


Por ahora la organización SOAR: Street Outreach Animal Response Initiative se encarga del caso de Steve y sus perritos.


La generosidad no tiene límites, no tiene excusas, siempre podemos brindar una mano amiga. Tarde o temprano la vida se encarga de retribuir y con creces, lo importante es hacer el bien sin esperar nada a cambio y dar sin medida.

Aunque nos falte dinero, hogar o recursos, nunca faltará el amor.

¡Comparte el recorrido de Steve con todos tus amigos y la lección de vida que nos enseña con su experiencia!

Fuente original: The Dodo.

votar