En algún lugar bajo la lluvia siempre habrá un perro abandonado que me impedirá ser feliz. Jean Anouilh
SI ESTÁS BUSCANDO UNA MASCOTA PARA ADOPTAR, PINCHA EN MI ELINK DE FACEBOOK DONDE ENCONTRARÁS MUCHOS DE DIFERENTES PROTECTORAS Y GRUPOS. NO LO DEJES PARA MAÑANA, PUEDE QUE SEA YA DEMASIADO TARDE.

Seguidores

Ya son más de 2.300 seguidores, súmate

Al hacer click en el botón "Me gusta", no quiere decir que os guste o estéis de acuerdo con lo que se exponga en el artículo, simplemente es para demostrar que os gusta lo que publico y además sirve para compartirlo en vuestro muro de Facebook.

lunes, 31 de agosto de 2015

Desarticulada una trama dedicada a la comercialización irregular de animales exóticos

Se trata de un local comercial que albergaba y reproducía especies de animales exóticos sin los correspondientes permisos.

Tomado de Europa Press.es


MURCIA, 31 Ago. (EUROPA PRESS).- La Guardia Civil de la Región de Murcia ha desarrollado la operación 'GECKO', una investigación dirigida al esclarecimiento de la supuesta venta irregular en Cehegín (Murcia) de animales exóticos sin la correspondiente documentación y condiciones necesarias para su tenencia, así como de animales catalogados como especies exóticas invasoras, que se ha saldado con la incautación de 30 especímenes y la tramitación de múltiples denuncias a la Ley de Contrabando y por la posesión de animales potencialmente peligrosos.

La operación se inició a raíz de una investigación realizada por especialistas del Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil, desarrollada el pasado mes de abril, fruto de la cual se intervino un ejemplar de Camaleón del Yemen que había sido enviado, mediante paquetería postal a un vecino de Alicante sin documentación alguna y sin las medidas sanitarias exigidas para el transporte de animales vivos.

Con esta información y en el marco del Convenio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestre (CITES), se inició la operación 'GECKO' al objeto de localizar el lugar desde donde se vendían los animales e identificar a las personas relacionadas con esta trama, según informaron fuentes de la Benemérita en un comunicado.

 Fruto de la investigación, la Guardia Civil constató que existía cierta alarma social en el municipio de Cehegín donde, al parecer, se había detectado el movimiento de animales exóticos como caimanes y reptiles, así como aves rapaces de todo tipo, que eran transportados hasta un local, tipo garaje, con cierta asiduidad.

Una vez obtenidos los indicios necesarios, durante los últimos días, la Benemérita ha desarrollado la fase de explotación de la operación 'GECKO' que ha culminado con la entrada y el registro del local investigado, donde han sido hallados un total de 30 especímenes protegidos que carecían de la preceptiva documentación CITES, por lo que han sido incautados.

Se trata de aves, reptiles y anfibios exóticos entre los que destacan una Anaconda (Eunectus Notaes), Serpiente Falsa Coral (Lampropertis), Geckos Crestados (Rackodactylus Cyliatus), Salamandra Tigre (Ambistoma Tigrinum), Rana Pacman Albina (Ceratofirus), así como Cernícalos Americanos (Falco Sparverius) y Lechuza Común (Tyto Alba), entre otros, que, una vez incautados, han sido puestos a disposición de la Administración de Aduanas e Impuestos Especiales de Murcia.

Además de estos animales se hallaron un total de diez Erizos Africanos (Atelerix Albiventrix), los cuales se encuentran incluidos en el Catálogo Español de especies exóticas Invasoras, por ser una amenaza ecológica para las especies silvestres autóctonas, estando prohibida tanto la posesión, como el transporte y el comercio de los mismos.

A este respecto, la Guardia Civil recuerda que la Ley 42/2007, de 13 de diciembre, del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad, estableció que las administraciones públicas competentes prohibirán la introducción de especies, subespecies o razas geográficas alóctonas, cuando éstas sean susceptibles de competir con las especies silvestres autóctonas, alterar su pureza genética o los equilibrios ecológicos.

La operación 'GECKO' ha culminado, además, con la tramitación de múltiples denuncias por infracción a la Ley de Contrabando, así como por la posesión de animales potencialmente peligrosos a los responsables del establecimiento de venta de animales donde además, realizaban la cría en cautividad de las mismas.

Los autores de este tipo de hechos pueden incurrir en un delito de contrabando o en la comisión de infracción administrativa de contrabando, que establece sanciones que van desde los 1.000 euros para las tipificadas como leves y que podrían alcanzar los 50.000 euros para el caso de las muy graves.

votar