En algún lugar bajo la lluvia siempre habrá un perro abandonado que me impedirá ser feliz. Jean Anouilh
SI ESTÁS BUSCANDO UNA MASCOTA PARA ADOPTAR, PINCHA EN MI ELINK DE FACEBOOK DONDE ENCONTRARÁS MUCHOS DE DIFERENTES PROTECTORAS Y GRUPOS. NO LO DEJES PARA MAÑANA, PUEDE QUE SEA YA DEMASIADO TARDE.

Seguidores

Ya son más de 2.300 seguidores, súmate

Al hacer click en el botón "Me gusta", no quiere decir que os guste o estéis de acuerdo con lo que se exponga en el artículo, simplemente es para demostrar que os gusta lo que publico y además sirve para compartirlo en vuestro muro de Facebook.

jueves, 16 de julio de 2015

Al rescate de los animales

Gracias a una confusión, ha sido parte de un proyecto que ha salvado a perros y gatos. Norma Franco ha servido como voluntaria del refugio de animales Furkids por 12 años.

Artículo de Jesús Uzcátegui, tomado de Mundo Hispánico.com

Norma Franco ha rescatado este año a unos 50 animales, y dice que la prima-
vera y el verano son temporadas problemáticas porque los animales callejeros
se reproducen con más facilidad. / Jesús Uzcátegui / MH
Atlanta, Georgia.- Es domingo y en Furkids, un refugio de animales que, a diferencia de otros, no sacrifica a sus huéspedes a menos que su situación de salud lo amerite, la jornada parece calcada de un programa de Animal Planet de sala de emergencia para mascotas.

Sus amos, muchos de ellos hispanos, entran y salen con cara de angustia, porque podrían ser los últimos minutos de sus mejores amigos.

Pero una voluntaria oriunda del Perú está con pie de plomo dispuesta a que estas situaciones terminen con un final feliz y, de paso, los dueños sientan un alivio en el bolsillo, ya que atienden a bajo costo. 

Se llama Norma Franco, y es voluntaria en Furkids. Su amor por los animales es tal que no cobra por su presencia siempre del lado derecho del veterinario de guardia.

Allí sedan, cortan, suturan, reaniman, vacunan, en fin, hacen lo posible por salvarlos.

Franco, quien es madre de dos hijos ya grandes que dejaron la casa, y viuda desde hace tres años, no se siente sola en su hogar, pues la acompañan 25 gatos cuando llega de su trabajo de empacadora de periódicos en una imprenta.

“Ellos están en mi casa porque ya en Furkids no se dan abasto con tantos animales. Yo decidí acogerlos y Furkids me da a cambio una pequeña mesada por la manutención de ellos”, explicó en medio de un día tan agitado.

Cofundadora

Su historia en Furkids se remite prácticamente antes de que este refugio tuviera vida, y fue por una confusión mientras Franco compraba insumos para sus mascotas en una tienda PetSmart.

“Ayudé a fundar este lugar. Cuando este proyecto estaba por empezar, conocí a su fundadora y dueña, Samantha Shelton, en una tienda PetSmart cuando estaba comprando algunos alimentos y nos confundimos de carritos. Intercambiamos teléfonos y nos empezamos a contactar”, contó.

Shelton comenzó su iniciativa poniendo animales en adopción que Franco llevaba a la casa de la primera luego de rescatarlos y llenar un formulario para los archivos personales.

“De allí, gracias a las acciones de Samantha y de muchas personas de buen corazón que han hecho sus donativos, se levantó este lugar, que con el tiempo hemos podido ampliar”, agregó.

Actualmente, Furkids tiene dos establecimientos. Uno ubicado en Pleasantdale Road, enfocado en el cuidado de gatos, y otro en Alpharetta dedicado a perros.

Ardua tarea. En 12 años de voluntariado, esta mujer no se cansa ya que -dice-
su amor por los animales es genuino.
Melvin Gordon, que ofrece parte de su tiempo en el ejercicio de veterinario, reconoce la labor de Franco.

“Ha hecho una labor maravillosa en el rescate de animales y en motivar a la comunidad latina a que cuide a sus mascotas, a que los esterilicen y les pongan sus vacunas, que son a mi juicio los problemas más comunes en la consulta con amos latinos”, destacó. 

Una libreta de mil contactos

Franco aseguró que durante estos 12 años de voluntariado unas 1,200 personas la han contactado para rescatar animales en abandono.

“No sé cómo me contactan, debe ser que se pasan la voz, pero ya en mi celular tengo como 1,200 contactos de personas que me han pasado información de animalitos que están en situación de vulnerabilidad”, dijo.

Confesó que esta temporada de primavera y verano, que en su experiencia son las peores épocas del año para los animales de la calle porque se incrementa la reproducción, ha rescatado “50 babies para vacunarlos y ponerlos en adopción”.

“Ya me he pasado de la raya. La próxima vez no me los van a aceptar. Pero yo creo que, gracias a la confianza que construí con Samantha, le abrieron las puertas a tantos animalitos. Es que al final de cuentas saben que mi amor por ellos es genuino”, concluyó.

votar