En algún lugar bajo la lluvia siempre habrá un perro abandonado que me impedirá ser feliz. Jean Anouilh
SI ESTÁS BUSCANDO UNA MASCOTA PARA ADOPTAR, PINCHA EN MI ELINK DE FACEBOOK DONDE ENCONTRARÁS MUCHOS DE DIFERENTES PROTECTORAS Y GRUPOS. NO LO DEJES PARA MAÑANA, PUEDE QUE SEA YA DEMASIADO TARDE.

Seguidores

Ya son más de 2.300 seguidores, súmate

Al hacer click en el botón "Me gusta", no quiere decir que os guste o estéis de acuerdo con lo que se exponga en el artículo, simplemente es para demostrar que os gusta lo que publico y además sirve para compartirlo en vuestro muro de Facebook.

martes, 18 de julio de 2017

Las denuncias de maltrato animal subieron en Galicia

El Seprona trabaja en estrecha colaboración con los veterinarios para poder rescatar a los animales maltratados.

Artículo de M. Oliva, tomado de Atlántico.net


En Soutomaior fue detenido un hombre por maltratar a 15 perros que fueron
rescatados.
Los casos de maltrato animal se han disparado en los últimos tiempos. De ser casos aislados y esporádicos, se han convertido en una actividad cotidiana de los agentes del Seprona.

"Se nota que hay una mayor conciencia en la gente y han aumentado las denuncias", explica el teniente Lago Lusquiño. En lo que va de año ya han tenido algunas actuaciones "complicadas y difíciles por el estado en el que se encontraban los animales".

Uno de esos casos tuvo lugar hace poco en Soutomaior, donde fue detenido un vecino que tenía a 15 perros desnutridos y con graves infecciones de piel. Uno de los mayores problemas con los que se encuentran es "determinar si el animal está en una situación que suponga un peligro para su vida. Nosotros no tenemos competencia para diagnosticar", explica.

Este vacío legal lo han suplido colaborando con el veterinario de la empresa concesionaria del servicio de recogida de la Diputación. "De otra manera no podríamos intervenir", comenta. A esta situación se suma otro lapsus de la legislación sobre maltrato animal. Una vez determinado que la salud y la vida del animal puede correr peligro, los agentes deben recurrir a la Xunta o al Ayuntamiento para que retiren la propiedad de los ejemplares a su propietario y así poder enviarlos a algún lugar donde se encuentren a salvo.

Pese a todas estas cortapisas a su labor, los agentes del Seprona ya han rescatado a varios perros, caballos y ganado mostrenco que habían sido abandonados a su suerte por sus dueños. Algunos, incluso, habían sido lanceados para provocarles la muerte.