En algún lugar bajo la lluvia siempre habrá un perro abandonado que me impedirá ser feliz. Jean Anouilh
SI ESTÁS BUSCANDO UNA MASCOTA PARA ADOPTAR, PINCHA EN MI ELINK DE FACEBOOK DONDE ENCONTRARÁS MUCHOS DE DIFERENTES PROTECTORAS Y GRUPOS. NO LO DEJES PARA MAÑANA, PUEDE QUE SEA YA DEMASIADO TARDE.

Seguidores

Ya son más de 2.300 seguidores, súmate

Al hacer click en el botón "Me gusta", no quiere decir que os guste o estéis de acuerdo con lo que se exponga en el artículo, simplemente es para demostrar que os gusta lo que publico y además sirve para compartirlo en vuestro muro de Facebook.

viernes, 30 de junio de 2017

Rescatan a dos animales en deficientes condiciones higiénicas tras denuncias de vecinos (Audio)

El Equipo Antón ha atendidos a unos 100 animales en este año.

Artículo de Pilar García, tomado de Cadena SER.com


En este año han rescatado o recogido unos cien animales abandonados o
maltratados. / MrKornFlakes (Getty Images)

El equipo Antón de Protección Animal de la Policía Local de Fuenlabrada cumple en este mes un año de funcionamiento, siendo el único de estas características en la Comunidad de Madrid, según ha indicado a SER Madrid Sur, Antonio Vadillo, cabo responsable de esta unidad. En lo que va de año han atendido, por diferentes motivos, a unos cien animales maltratados, abandonados o recogidos por vecinos.

El último caso ha sido un rescate a un perro y a un gato que estaban alojados en el patio de luces de un edificio de la localidad, en lamentables condiciones higiénicas, después de que los vecinos denunciarán los malos olores que se desprendían de los orines y las heces de los animales. Al no localizar al dueño, el perro y el gato fueron llevados al Centro de Protección de la ciudad.


El balance de este año de funcionamiento ha sido, según Vadillo,“todo un éxito, era un servicio necesario y más tras la nueva normativa de la Comunidad y la reforma al respecto del Código Penal”.
En este tiempo muchos han sido los casos que han impactado a los miembros de este equipo, algunos, como indicaba el responsable de la unidad, como el de los perros abandonados en una casa. “Nos avisaron los vecinos. No sabíamos cuanto tiempo llevaban sin beber ni comer, por eso nos conmovió ver con que ansia bebían el agua que les pusimos”. También recuerda el caso de un perro tumbado en la mediana de la A-42, que tuvieron que rescatar porque estaba “paralizado de miedo”, aterrado, y estar allí era un peligro para él y para los conductores.