En algún lugar bajo la lluvia siempre habrá un perro abandonado que me impedirá ser feliz. Jean Anouilh
SI ESTÁS BUSCANDO UNA MASCOTA PARA ADOPTAR, PINCHA EN MI ELINK DE FACEBOOK DONDE ENCONTRARÁS MUCHOS DE DIFERENTES PROTECTORAS Y GRUPOS. NO LO DEJES PARA MAÑANA, PUEDE QUE SEA YA DEMASIADO TARDE.

Seguidores

Ya son más de 2.300 seguidores, súmate

Al hacer click en el botón "Me gusta", no quiere decir que os guste o estéis de acuerdo con lo que se exponga en el artículo, simplemente es para demostrar que os gusta lo que publico y además sirve para compartirlo en vuestro muro de Facebook.

sábado, 17 de junio de 2017

Fallece Yako, el cachorro que quedó paralítico por una paliza en Tenerife

El animal no ha podido superar las secuelas del maltrato que sufrió a manos de su dueño.

Artículo de Dalia Guerra, tomado de La Opinión de Tenerife.com


La activista Elena Fernández junto a Yako a quien acogió tras la paliza.

Tenerife.-Yako, el cachorro que quedó paralítico por una paliza en la Isla el pasado mes de enero, no ha podido soportar las secuelas que le dejó la agresión y falleció este viernes a las 9:00 de la mañana.

Hace dos meses, el perro viajó hasta Las Palmas de Gran Canaria para someterse a una resonancia y estrenar una silla especialmente adaptada para él. Pero fue con esta prueba cuando le diagnosticaron problemas en los riñones y varias infecciones derivadas de los golpes que recibió y que finalmente no ha podido superar.

El animal todavía estaba acogido por la activista de Peluditos Médano, Elena Fernández, que fue la persona que se encargó de su cuidado durante todos estos meses y aunque los veterinarios solo le dieron al animal un 5% de posibilidades de volver a caminar, ella volcó todas sus esperanzas en intentar rehabilitarlo.

La historia de Yako salió a la luz el pasado mes de enero cuando el cachorro de cinco meses fue llevado al veterinario por su dueño para que le sometiese a una eutanasia ya que el animal se encontraba en muy malas condiciones. Sin embargo, esta persona, según las protectoras que se hicieron cargo de su caso, acabó confesando que le habían propinado una paliza con un palo.

Aunque las protectoras Peluditos Médano y El Club de la Huella se hicieron cargo de él y sufragaron los gastos de la operación urgente que necesitaba Yako, finalmente el perro no ha podido superar la fatal agresión que sufrió.

Las activistas que le asistieron esperan que este caso sirva para concienciar a la ciudadanía de las consecuencias del maltrato a los animales, para que no vuelvan a ocurrir. Además, agradecen a todas las personas que durante estos seis meses se han interesado por el estado del animal y han contribuido económicamente en su recuperación.