En algún lugar bajo la lluvia siempre habrá un perro abandonado que me impedirá ser feliz. Jean Anouilh
SI ESTÁS BUSCANDO UNA MASCOTA PARA ADOPTAR, PINCHA EN MI ELINK DE FACEBOOK DONDE ENCONTRARÁS MUCHOS DE DIFERENTES PROTECTORAS Y GRUPOS. NO LO DEJES PARA MAÑANA, PUEDE QUE SEA YA DEMASIADO TARDE.

Seguidores

Ya son más de 2.300 seguidores, súmate

Al hacer click en el botón "Me gusta", no quiere decir que os guste o estéis de acuerdo con lo que se exponga en el artículo, simplemente es para demostrar que os gusta lo que publico y además sirve para compartirlo en vuestro muro de Facebook.

miércoles, 21 de junio de 2017

Animales del refugio Villa Lorena en Floralia, a punto de ser desalojados

María Eugenia Gutiérrez, veterinaria y administradora del refugio Villa Lorena, solicitó al Alcalde y al director del Dagma no cerrar el refugio que durante varios años ha albergado gran cantidad de animales.

Posteado por Kelly Rodríguez en 90 Minutos.co


Foto: Especial para 90minutos.co

En vilo continúa la situación de 430 animales silvestres que actualmente residen en el refugio Villa Lorena, luego de que el Dagma expidiera una resolución que autoriza el desalojo de las especies.

Al respecto, Luis Alfonso Rodríguez Devia, director de la autoridad ambiental del municipio, indicó que es necesario garantizar la salud ambiental no solamente de los animales sino de la comunidad, por lo que es pertinente retirar los animales de este sitio que opera de forma ilegal.

Agregó que en cumplimiento de la normatividad y de las reflexiones a nivel mundial sobre los animales silvestres, estos no deben vivir en núcleos urbanos, y los lugares que tienen el permiso de albergar fauna silvestre deben cumplir con una serie de condiciones que Villa Lorena no posee.
“Además de estar en una zona de inundación tiene otros problemas de orden técnico. Estos animales que no están en buenas condiciones y desafortunadamente el Dagma tiene que hacer lo que le ordena la ley. Nosotros trabajamos por la protección de los animales silvestres, contra el comercio ilegal y contra la tenencia y confinación de estos animales apartados de sus hábitats naturales, eso es una injusticia y tenemos que hacer cumplir la ley”.
Por su parte, María Eugenia Gutiérrez, veterinaria y administradora del refugio Villa Lorena desde hace 19 años, afirma que hasta el momento el Dagma no les ha hecho una notificación formal de dicha resolución y hasta que eso no ocurra harán caso omiso.

No obstante, la veterinaria solicita al Alcalde y al director del Dagma no cerrar el refugio que durante varios años ha recibido gran cantidad de animales y ha albergado hasta 850 especies silvestres exóticas (que no reciben las Corporaciones Autónomas) y nativas.

Asimismo, añade que Villa Lorena es una fundación sin ánimo de lucro que no ha recibido ningún tipo de colaboración por parte del Gobierno y que se sustenta gracias a las donaciones realizadas por empresas con las que se garantiza la óptima alimentación de los animales.
La comida gracias a Dios nunca hace falta, de hecho, siempre sobra, tenemos el carro que recoge los alimentos, tenemos los cuartos de congelado donde se guarda la carne. Entonces yo veo con mucha tristeza lo que está pasando porque esto es un patrimonio del estado ya que es el primer refugio en sur américa y el segundo en el mundo que alberga este tipo de animales, es un orgullo mundial y en vez de tener un apoyo están dándole la espalda”.
Entre tanto, Gutiérrez recuerda cuando en el 2013 un día cualquiera sin aviso alguno, el Dagma llegó junto con otras entidades y desalojó aproximadamente 230 animales del refugio. De la misma forma, hace mes y medio retiraron otros cuatro animales.

Frente a la inundación que causo graves afectaciones en el lugar y a los animales el pasado mes de mayo y que alertó a las entidades ambientales sobre los posibles riesgos a los que están expuestos los animales y las fallas técnicas del lugar, la veterinaria cuestiona  por qué después de 26 años las autoridades se preocupan  si el río siempre ha estado en el mismo lugar.
“yo tengo cientos de actas en mis archivos donde certificó que el Dagma mandó elefantes, tigres, leones y gran cantidad de animales. La Policía ambiental también trajo animales, la Sijín, la CVC, y tenemos los formatos de cada una de estas entregas desde 1.999. Entonces no entiendo”.
Finalmente, Gutiérrez solicita conocer el estado de los animales han sido retirados ya que, según denuncia, nunca les comunican qué pasa con ellos, dónde se encuentran o dónde fueron liberados.

Polémica por posible uso de eutanasia en los animales

Gran polémica ha generado el posible sacrificio de algunos animales que se encuentran en el refugio debido a su condición especial, ya que padecen ceguera, mutilaciones o cojera.
Ante esto, la veterinaria manifestó que este lugar ha sido un hospital en el que se han atendido y albergado animales violentados por el hombre, donde han tenido una nueva oportunidad de vida, por lo que no considera justo la eutanasia ya que “ellos están discapacitados, no enfermos”.
“Es como si usted tuviera un hermano ciego y por eso lo van a ‘eutanasiar’ entonces nosotros lo que pedimos es que por favor nos dejen Villa Lorena, no nos interesa que nos den dinero pero que no nos molesten y nos dejen seguir con esta labor porque amamos, queremos y respetamos los animales”.
Sobre este tema, Andrés Posada, líder del grupo de Fauna y Flora del Dagma, aclaró que aunque la norma contempla la eutanasia, la posición del Dagma es agotar todos los esfuerzos para reubicar a los animales y no llegar a este punto.
“Muchos de los animales no están bien, ellos los quieren pintar que están bien pero no es verdad… Lo que nosotros queremos es buscar la forma de reubicarlos en otros sitios y lograr que los animales terminen su ciclo de vida sin ningún problema”.
De la misma forma, Luis Alfonso Rodríguez Devia, director del Dagma, puntualizó en que el 70% de los animales de Villa Lorena pueden ser liberados en sus entornos naturales o en espacios semi controlados por las Corporaciones Autónomas Regionales y  por el Sistema Nacional Ambiental, mientras los otros ejemplares serán reubicados.

“Ya hemos liberado a muchos de estos animales en estos sitios porque tienen las condiciones para sobrevivir en los hábitats naturales o semi controlados, es decir, sitios que se controlan pero que están al aire libre y hay un 30% que no tienen esas condiciones que van a ser ubicados en zoológicos y en lugares que tienen las condiciones, los permisos y recursos para mantenerlos de la mejor forma en los ambientes más parecidos a lo natural”.