En algún lugar bajo la lluvia siempre habrá un perro abandonado que me impedirá ser feliz. Jean Anouilh
SI ESTÁS BUSCANDO UNA MASCOTA PARA ADOPTAR, PINCHA EN MI ELINK DE FACEBOOK DONDE ENCONTRARÁS MUCHOS DE DIFERENTES PROTECTORAS Y GRUPOS. NO LO DEJES PARA MAÑANA, PUEDE QUE SEA YA DEMASIADO TARDE.

Seguidores

Ya son más de 2.300 seguidores, súmate

Al hacer click en el botón "Me gusta", no quiere decir que os guste o estéis de acuerdo con lo que se exponga en el artículo, simplemente es para demostrar que os gusta lo que publico y además sirve para compartirlo en vuestro muro de Facebook.

martes, 20 de junio de 2017

Italia prohíbe que los restaurantes torturen a las langostas (Vídeo)

El Tribunal Supremo confirmó que un restaurante investigado deberá pagar una multa de €5.000 por mantener langostas en hielo antes de cocinarlas vivas.

Tomado de LaRed21.com.uy


Varias langostas vivas en un estanque de agua helada. Foto: Sara Goldsmith.
 
Mantener crustáceos vivos en una heladera o en agua con hielo es considerado una conducta que provoca “graves sufrimientos” a los animales, según dictaminó el Tribunal de Primera Instancia de Florencia, Toscana. Un restaurante de la localidad será multado con €5.000 por tener en conservadoras con hielo a decenas de langostas vivas, antes de cocinarlas también vivas, como suele prepararse este fino platillo.

En enero pasado, el local comercial recibió una denuncia presentada por una organización de defensa de los animales, por realizar prácticas de maltrato y tortura animal. Aunque el Tribunal admitió que cocinar langostas mientras están vivas y conscientes es una “práctica social habitual”, mantenerlas en condiciones que causen dolor, sufrimiento y estrés a lo animales, no es aceptable.

Durante una inspección en el restaurante multado, fueron encontradas decenas de langostas vivas en cámaras de refrigeración, sumergidas en agua con decenas de kilos de hielo y que no contaban con la oxigenación adecuada.

El Tribunal afirmó en su resolución que “son condiciones incompatibles con la naturaleza de los animales y produce graves sufrimientos”.



Seres sensibles

El Tribunal Supremo estuvo de acuerdo con la conclusión del juez de primera instancia a cargo, quien hizo hincapié en que “en los últimos años, varios estudios han demostrado que los crustáceos son seres sensibles, capaces de experimentar el dolor”. Además recordaron que, en su entorno natural, las temperaturas de las aguas son más bien elevadas, a diferencia de las aguas congeladas en que son mantenidas en los comercios.

El método de cocción sí se consideró lícito. Según los expertos, estos animales deben cocinarse vivos pues poseen bacterias naturales que son perjudiciales para la salud humana. Una vez muertas, estas bacterias pueden multiplicarse rápidamente y soltar toxinas que pueden no destruirse al cocinarla. Es por eso que se opta por cocinarla viva, método que minimiza el riesgo de intoxicación.

Según la asociación Anima Naturalis, las langosta son seres completamente sensibles a su entorno, y sus organismos son complejos y sumamente avanzados:
  • Tienen una larga niñez y una adolescencia complicada.
  • Cargan con sus pequeñas crías en el vientre por nueves meses.
  • La expectativa de vida puede alcanzar los 100 años.
  • Viajan largas distancias durante las estaciones de apareamiento y para dar a luz.
  • Al igual que los delfines, están equipados con un sofisticado sistema de señales para explorar sus alrededores, a la vez que entablan relaciones sociales.
El doctor Jaren G. Horsley asegura que las langostas sienten cada cosa que les hacen durante el proceso de captura, almacenamiento y cocción. “Como zoólogo experto en invertebrados que ha estudiado a los crustáceos durante varios años, puedo asegurar que las langostas poseen un sofisticado sistema nervioso que, entre otras cosas, les permite percibir y sentir acciones que las lastimen. Estoy seguro que las langostas pueden sentir dolor.”, denuncia. “las langostas no tienen un sistema nervioso automático que les permita entrar en estado de choque cuando son lastimadas. Es muy probable que noten cuando están siendo cortadas. Yo pienso que la langosta sufre mucho dolor cuando la están cortando y siente todo el dolor hasta que su sistema nervioso es destruido cuando la están cocinando viva”, agrega.

A estas afirmaciones se suma Jelle Atema, bióloga marina en el Laboratorio Biológico Marino en Woods Hole, Massachussets, y una de las expertas en langostas más reconocidas, quien afirma: “Personalmente, creo que las langostas son capaces de sentir dolor”.

Vídeo tomado del canal de YouTube de Leonardo Sandoval.