En algún lugar bajo la lluvia siempre habrá un perro abandonado que me impedirá ser feliz. Jean Anouilh
SI ESTÁS BUSCANDO UNA MASCOTA PARA ADOPTAR, PINCHA EN MI ELINK DE FACEBOOK DONDE ENCONTRARÁS MUCHOS DE DIFERENTES PROTECTORAS Y GRUPOS. NO LO DEJES PARA MAÑANA, PUEDE QUE SEA YA DEMASIADO TARDE.

Seguidores

Ya son más de 2.300 seguidores, súmate

Al hacer click en el botón "Me gusta", no quiere decir que os guste o estéis de acuerdo con lo que se exponga en el artículo, simplemente es para demostrar que os gusta lo que publico y además sirve para compartirlo en vuestro muro de Facebook.

viernes, 22 de abril de 2016

Los animales sin hogar son víctimas silenciosas del terremoto de Ecuador

La vida de miles de animales cambió en 50 segundos a causa del terremoto de Ecuador. Miles perdieron no solamente su casa, sino también a sus dueños, y hoy se enfrentan a extremas condiciones de vida. Ellos también necesitan ayuda.

Tomado de Metro Ecuador


Los animales sin hogar necesitan de apoyo veterinario y psicológico.
Foto: ApiFoto

Ecuador, 21/04/2016.- Hace cinco días -sábado 16 de abril- el Ecuador tiene los ojos puestos en la región Costa. Manabí y Esmeraldas son las provincias más afectadas por un terremoto de 7.8 grados que deja, hasta hoy 21 de abril del 2016, 577 personas fallecidas, 155 desaparecidos, 7015 heridos y más de 25 mil personas albergadas.

Estas cifras enlutan a la nación, pero existen víctimas silenciosas de las que muy poco se habla: los animales sin hogar.

Faltaban dos minutos para las 19:00 y todo se desplomó en Pedernales, Manta, Jama y sectores aledaños. Unas casas más, otras menos; pero muchas se destruyeron, según las imágenes que circularon en redes sociales. Personas, heridas, fallecidas, destrucción, pero los animales también fueron víctimas.

Para el médico veterinario, Álex Bedoya, los animales ayudan a levantar tu ánimo en momentos difíciles. Según Bedoya, el tener cerca a un animal podría colaborar a manejar mejor la situación, luego del sismo, ya que ellos -como dicen por ahí son ángeles en la tierra- con su sentido de fidelidad transmiten ánimo.

La situación es distinta cuando el animal perdió a su familia. En ese caso es importante reaccionar rápido, pues el desconcierto de no encontrar a sus seres humanos cercanos les genera una alteración de comportamiento denominada trastorno de estrés postraumático (TEPT).

Ante un evento terrible, la glándula suprarrenal de un perro libera hormonas catecolaminas en respuesta a la situación. Hay perros que pueden superar este acontecimiento con un aprendizaje sobre la situación de peligro, mientras que otros se debilitan y traumatizan. Este trauma tiene varios síntomas como lamedura excesiva, nerviosismo e incluso episodios de ira.

La solución, según Bedoya, es que los organismos de control organicen a los animales y los movilicen a centros de apoyo y albergues. Allí recibirían ejercicios de modificación de conducta y en casos extremos medicamentos de prescripción como: sedantes, suplementos alimenticios o de feromonas.

Mientras esto suceda, el médico veterinario recomienda generar campañas de desparacitación contra la rabia y contra la electroespira, que es una enfermedad que puede afectar tanto a los perros como a las personas, y que el can puede transmitir al resto de la familia. Una pequeña bacteria que vive en el agua es la responsable de esta dolencia.

Esta enfermedad produce fiebre alta y malestar general. También puede agravarse e incluso provocar el fallecimiento del perro como de las personas.

En tema de donaciones, Bedoya recomendó que se envíe alimento balanceado, agua potable y productos para controlar garrapatas y pulgas.

El veterinario recomienda que no se envíen medicamentos, dado que suministrarlos sin supervisión de un especialista pone en peligro a los animales, provocando problemas digestivos y agravando el cuadro que presente, en ese momento, el animal. ​

La Policía Nacional puso en marcha un plan de reubicación de mascotas en las zonas afectadas por el terremoto en el que se busca capturalos, reubicarlos y entregarlos a familias adoptantes. Los albergues, hasta el momento, están ubicados en Pedernales y Manta.


votar