En algún lugar bajo la lluvia siempre habrá un perro abandonado que me impedirá ser feliz. Jean Anouilh
SI ESTÁS BUSCANDO UNA MASCOTA PARA ADOPTAR, PINCHA EN MI ELINK DE FACEBOOK DONDE ENCONTRARÁS MUCHOS DE DIFERENTES PROTECTORAS Y GRUPOS. NO LO DEJES PARA MAÑANA, PUEDE QUE SEA YA DEMASIADO TARDE.

Seguidores

Ya son más de 2.300 seguidores, súmate

Al hacer click en el botón "Me gusta", no quiere decir que os guste o estéis de acuerdo con lo que se exponga en el artículo, simplemente es para demostrar que os gusta lo que publico y además sirve para compartirlo en vuestro muro de Facebook.

domingo, 3 de abril de 2016

Hristo Stoichkov, de gloria del fútbol a asesino de animales

La leyenda búlgara que brilló en el Barcelona y en la Copa del Mundo 1994 se tomó fotografías con un rifle junto a sus víctimas: cebras, jirafas y antílopes. Indignación mundial.

Tomado de Infobae


Hristo Stoichkov posa junto a una jirafa. El futbolista-cazador se defendió por
las críticas y la indignación que provocaron sus fotos con animales salvajes
muertos.

Fue catalogado como el mejor jugador del fútbol en 1994. Fue el mismo año en que brilló en la Copa del Mundo de los Estados Unidos y en que deslumbraba al planeta con su técnica en el Barcelona. Pero esta vez protectores de animales y usuarios de las redes sociales se indignaron al ver a Hristo Stoichkov posando junto al cuerpo de animales muertos durante un safari en África.

La explicación dada por la leyenda del fútbol mundial fue no menos indignante: "Las reservas son una contribución vital para el bienestar de la gente", señaló cuando se le reprochó esa actividad. "No debo ninguna explicación a nadie por mi hobby", añadió.

A los 50 años, Stoichkov viajó a Sudáfrica para realizar una cacería que recorrió el mundo. Y eligió fotografiarse al lado de antílopes, cebras, linces, búfalos y jirafas. Incluso, para el búlgaro se trató de un viaje familiar. En las imágenes puede vérselo junto con su esposa Mariana, ambos sonrientes al lado de los "trofeos".

Stoichkov con un antílope y su amenazante rifle.
Linces y antílopes. Stoichkov y su esposa Mariana, sonrientes.
Una cebra, otro de los animales víctimas del ex futbolista. Apoyado en su
cuerpo, el rifle.

Stella Reicheva, de la organización búlgara de Rescate Animal, se mostró indignada con la cacería del ídolo de Bulgaria. "Respeto a Hristo Stoichkov y lo admiro como jugador. Para nosotros él es realmente una leyenda, no dio momentos de felicidad y orgullo. Pero lo que hizo en África es triste, bárbaro".

"A todas aquellas personas que se mostraron furiosas por el hecho de que disparara a un jabalí, les pregunto: ¿muestran la misma furia ante alguien que compra una salchicha en el camino? Esa pregunta también debe ser respondida", trató de justificar la gloria.

votar