En algún lugar bajo la lluvia siempre habrá un perro abandonado que me impedirá ser feliz. Jean Anouilh
SI ESTÁS BUSCANDO UNA MASCOTA PARA ADOPTAR, PINCHA EN MI ELINK DE FACEBOOK DONDE ENCONTRARÁS MUCHOS DE DIFERENTES PROTECTORAS Y GRUPOS. NO LO DEJES PARA MAÑANA, PUEDE QUE SEA YA DEMASIADO TARDE.

Seguidores

Ya son más de 2.300 seguidores, súmate

Al hacer click en el botón "Me gusta", no quiere decir que os guste o estéis de acuerdo con lo que se exponga en el artículo, simplemente es para demostrar que os gusta lo que publico y además sirve para compartirlo en vuestro muro de Facebook.

sábado, 19 de marzo de 2016

Steve Greig dedica su vida a adoptar animales ancianos

La muerte de su perro cambió la vida de Steve Greig y decidió darle a otro animal una segunda oportunidad. Pero no cualquier animal. Este hombre se dedica a rescatar animales ancianos, que dificilmente encuentran una familia que los adopte.

Tomado de Antena3




Miles de animales son abandonados cada año en las calles, quedando totalmente solos y desamparados. Muchos terminan en perreras atestadas de animales, y su destino allí no es precisamente idílico. En el mejor de los casos, un refugio de animales puede hacerse cargo de ellos, pero casi todos, sobre todo los más ancianos, terminan convirtiéndose en animales invisibles a los que nadie quiere adoptar.







Gracias a la labor de refugios y santuarios para animales, perros, gatos y demás animales domésticos pueden tener una segunda oportunidad, y si la suerte se pone de su parte, quizá encuentren una familia.

Steve Greig es una de esas extraordinarias personas que no sólo adoptan mascotas, sino que adopta aquellas que nadie quiere. Ahora mismo, en su casa de Denver, Colorado, tiene 10 perros (casi todos ancianos), un cerdo, dos patos, dos gallinas, dos palomas, dos gatos, un conejo y un estanque de peces Koi. Increíble.







Greig siempre se consideró un gran amante de los animales. La muerte de su perro le cambió la vida y ahora se dedica a cuidar animales ancianos. "Te llena saber que son felices, queridos y están bien cuidados. Hacen que mis días valgan la pena.”, ha declarado Greig.





El día a día de Greig comienza preparando 10 desayunos, cada uno con su dieta específica. Después, se va a trabajar y cuando vuelve se dedica a pasar el rato con ellos. Los fines de semana los aprovecha para el aseo, los paseos y las visitas al veterinario. Sin duda, todos son miembros de una gran familia.

votar