En algún lugar bajo la lluvia siempre habrá un perro abandonado que me impedirá ser feliz. Jean Anouilh
SI ESTÁS BUSCANDO UNA MASCOTA PARA ADOPTAR, PINCHA EN MI ELINK DE FACEBOOK DONDE ENCONTRARÁS MUCHOS DE DIFERENTES PROTECTORAS Y GRUPOS. NO LO DEJES PARA MAÑANA, PUEDE QUE SEA YA DEMASIADO TARDE.

Seguidores

Ya son más de 2.300 seguidores, súmate

Al hacer click en el botón "Me gusta", no quiere decir que os guste o estéis de acuerdo con lo que se exponga en el artículo, simplemente es para demostrar que os gusta lo que publico y además sirve para compartirlo en vuestro muro de Facebook.

lunes, 14 de septiembre de 2015

Los seis argumentos que rebaten al alcalde de Tordesillas por decir que 'Rompesuelas' "no sufrirá"

La Asociación de Veterinarios Abolicionistas de la Tauromaquia ha enviado un documento al alcalde que defiende que el Toro de la Vega "sí sufrirá". El regidor de Tordesillas aseguró en el programa El Intermedio de La Sexta que el toro "siente dolor pero no sufre" en este festejo. Los argumentos hablan de estrés durante el traslado, miedo por el aislamiento, esfuerzo físico de la prueba, lesiones por las lanzas y la puntilla final.

Tomado de 20Minutos.es

"Rompe-suelas", el toro que será cruelmente asesinado mañana durante los
tradicionales "festejos" de el Toro de la Vega, en la localidad de Tordesillas.

Apenas 24 horas antes de que se celebre el Toro de la Vega en la localidad vallisoletana de Tordesillas, la Asociación de Veterinarios Abolicionistas de la Tauromaquia (AVATMA) ha enviado un documento al alcalde que, con el título El toro de la Vega SÍ sufre, intenta desmentir unas afirmaciones del regidor José Antonio González Poncela en el programa El Intermedio de La Sexta, en el que aseguró que el toro "siente dolor pero no sufre" en este festejo.
Estos son los argumentos que el presidente de AVATMA, José Enrique Zaldívar, expone para rebatir las palabras del alcalde socialista de Tordesillas y detallar el sufrimiento al que se expone el toro Rompesuelas desde el momento en que sea trasladado en un camión desde Badajoz:
  • Estrés durante el traslado: "Son animales rumiantes, gregarios, que sufren cuando son separados de su manada. Está demostrado que los niveles medidos de hormonas del estrés en estos animales son elevadísimos durante el transporte, lo que indica sin lugar a dudas un alto padecimiento (pudiendo perder entre 30 y 50 kilos)".
  • Miedo en el aislamiento y desembarque en la plaza: "El ambiente ruidoso, el bullicio, y el acoso son factores a los que estos animales no están acostumbrados. (...) Está demostrado científicamente que todos los animales son capaces de sentir miedo ya que poseen el centro nervioso que lo procesa, la amígdala. (...) Ante las diversas situaciones que provocan estrés y que va a padecer este toro, (...) Se descargarán diferentes hormonas como la ACTH, cortisol, endorfinas, epinefrina (adrenalina), norepinefrina (noradrenalina) y dopamina. Todo esto va a resultar en el aumento de la contracción del miocardio, con aumento de la frecuencia cardiaca, y la dilatación de los vasos sanguíneos. Este animal agotará todas las respuestas que su organismo puede generar para defenderse, lo que se traducirá en un fracaso orgánico".
  • Esfuerzo físico de la prueba: "El sufrimiento de este toro será aún mayor desde el momento en que sea liberado de su encierro, recorra el puente sobre el rio Duero, y entre en la zona en la que puede ser alanceado. A partir de ese momento se le va a exigir un enorme ejercicio físico para el que como rumiante no está preparado. Este grado de exigencia le va a provocar acidosis metabólica, acidosis láctica o lactacidemia, un descenso drástico del pH de la sangre y de los tejidos, que se va a situar por debajo de 6,5, que es el límite inferior para que una actividad muscular sea considerada razonable o soportable en bóvidos, caballos de carreras, y seres humanos. (...) En este estado va a provocar alteraciones cardiovasculares, cerebrales (como obnubilación y confusión), alteraciones respiratorias como hiperventilación, disnea e hipoxia, que es la falta de oxígeno y exceso de dióxido de carbono, y alteraciones metabólicas. (...)"


  • Agotamiento y lesiones durante el torneo: "Conforme avanza el torneo acabará exhausto y agotado. Los músculos van a sufrir lesiones importantes debido a las exigencias físicas que se le piden, miopatías, con necrosis y rotura de fibras musculares, así como atrofia e impotencia funcional de los músculos. El toro de lidia es un animal con fibras musculares dotadas de escasa capacidad oxidativa y tienen por tanto una gran facilidad para fatigarse. El exceso de lactato en sangre y tejidos, junto con la ausencia de ácido láctico en los músculos va a provocar un intenso dolor a nivel del aparato locomotor. (...) Dado que su organismo no está preparado para eso, el fracaso orgánico, ante lo que no puede adaptarse de forma natural, les provocará un enorme sufrimiento. (...) Además, este toro tendrá exceso de potasio (K) extracelular lo que es también causa de fatiga, que hará que el corazón se dilate al máximo y quede flácido".
  • Hemorragias cuando sea alanceado. "En el momento en el que los lanceros empiecen a clavar sus aceros habrá profusas hemorragias, traumatismos, inflamación, hipovolemia y empeoramiento de la deshidratación que ya padecerá el toro. No podemos calcular la cantidad de sangre que perderá, porque va a depender de la profundidad de las heridas y de las zonas y órganos que las lanzas hayan penetrado y lesionado. En función de la pericia del lancero, que en primer lugar hiera de muerte al animal (que deberá ser el que le dé muerte) y de la resistencia que éste pueda oponer antes de caer, su padecimiento será más o menos intenso.
  • La puntilla no le matará de forma inmediata. "Su vida terminará cuando se introduzca la puntilla, un cuchillo de 10 cm de hoja, en el espacio occipitoatlantoideo, que va a destrozar el bulbo raquídeo, un centro nervioso que pone en comunicación la médula con el encéfalo y que se ocupa entre otras cosas de regular el latido cardiaco y la función respiratoria autónoma. La puntilla fue prohibida en todos los mataderos de la UE hace muchos años por considerarse un método cruel de dar muerte a un animal. La puntilla no provoca la muerte instantánea, ya que los bóvidos así sacrificados presentan reflejos compatibles con la vida entre 1 y 4 minutos".


  • Programa de las "fiestas" donde "Rompe-suelas" es el
    fatal e inocente protagonista.
    votar