En algún lugar bajo la lluvia siempre habrá un perro abandonado que me impedirá ser feliz. Jean Anouilh
SI ESTÁS BUSCANDO UNA MASCOTA PARA ADOPTAR, PINCHA EN MI ELINK DE FACEBOOK DONDE ENCONTRARÁS MUCHOS DE DIFERENTES PROTECTORAS Y GRUPOS. NO LO DEJES PARA MAÑANA, PUEDE QUE SEA YA DEMASIADO TARDE.

Seguidores

Ya son más de 2.300 seguidores, súmate

Al hacer click en el botón "Me gusta", no quiere decir que os guste o estéis de acuerdo con lo que se exponga en el artículo, simplemente es para demostrar que os gusta lo que publico y además sirve para compartirlo en vuestro muro de Facebook.

domingo, 22 de octubre de 2017

Seis meses de prisión por dejar a su perra a 45 grados en el maletero durante horas

La Policía Local de Cullera localizó al animal, deshidratado y convulsionando, en estado gravísimo, en el mes de julio de 2015.

Artículo de Ignacio Cabanes, tomado de El Mercantil Valenciano.com

Barbita en el momento en que la salvaron.
Un vecino de Cullera ha aceptado una pena de seis meses de prisión por un delito de maltrato animal por dejar a su perra encerrada en el maletero del vehículo, estacionado en la calle Caminàs del Homens de la localidad de la Ribera a pleno sol un día de verano. El ahora condenado dejó allí al animal, en un espacio angosto junto a una bicicleta, a sabiendas de las condiciones en las que se quedaba y las temperaturas que podían alcanzarse en su interior, para irse a pasar el día a Alicante con unos amigos.

De no ser por la Policía Local de Cullera, que acudió tras recibir un aviso de unos vecinos que escucharon sollozar al animal dentro del maletero, la perra habría fallecido, según ha quedado acreditado en el juicio celebrado el pasado jueves en un juzgado de lo penal de València. De hecho, los agentes constataron que en el interior de este compartimento del coche hacia una temperatura de unos 45 grados centígrados (113ºF) y había aire insuficiente para posibilitar una respiración normal.

Los hechos, reconocidos por el acusado durante la vista oral, se remontan al 6 de junio de 2015 cuando a las nueve de la mañana estacionó su vehículo en una calle de Cullera, dejando encerrado en el interior del maletero a su perra Barbita para irse de fiesta con sus amigos a Alicante. Hasta las once de la mañana del día siguiente el acusado no regresó para interesarse por el estado del animal.


Por suerte el día anterior a que regresara, después de siete horas encerrada en el maletero, la Policía Local de Cullera rescató a la perra al ser alertados por unos viandantes que habían escuchado ladridos que apenas parecían un sollozo procedentes del interior.

Los agentes lograron abrir el vehículo y encontraron a la perrita convulsionando entre vómitos y sus propias heces, con ataxia y desorientación y una deshidratación grave. El animal tuvo que ser hospitalizado y requirió tratamiento para su curación.

El Fiscal de Medio Ambiente solicitaba para el acusado un año de cárcel que finalmente, dada la conformidad alcanzada, se ha quedado en seis meses de condena. Además se le impone tres años de inhabilitación especial para trabajar con animales y la tenencia de los mismos. Al carecer de antecedentes no deberá ingresar en prisión pero sí asistir a un curso formativo relacionado con la protección de los animales.