En algún lugar bajo la lluvia siempre habrá un perro abandonado que me impedirá ser feliz. Jean Anouilh
SI ESTÁS BUSCANDO UNA MASCOTA PARA ADOPTAR, PINCHA EN MI ELINK DE FACEBOOK DONDE ENCONTRARÁS MUCHOS DE DIFERENTES PROTECTORAS Y GRUPOS. NO LO DEJES PARA MAÑANA, PUEDE QUE SEA YA DEMASIADO TARDE.

Seguidores

Ya son más de 2.300 seguidores, súmate

Al hacer click en el botón "Me gusta", no quiere decir que os guste o estéis de acuerdo con lo que se exponga en el artículo, simplemente es para demostrar que os gusta lo que publico y además sirve para compartirlo en vuestro muro de Facebook.

lunes, 18 de septiembre de 2017

Los australianos, llamados a comer canguro

Un profesor de la Universidad de Adelaida anima a consumir la carne de este marsupial para reducir su población.

Tomado de El País.com

Tres canguros en Pinnaroo, al sur de Australia. Paul Wright
¿Te comerías un canguro? Gran parte del mundo occidental, a la que estos animales caen muy simpáticos, contestaría que no, máxime si se trata de un australiano, para quienes estos animales son el símbolo nacional. Está en su escudo junto a un emú, en la moneda de dólar y hasta da nombre a su aerolínea nacional. Sin embargo, un experto de este país ha instado a la población a comer más carne de canguro debido a que su alto número —hay dos canguros por cada humano— supone una amenaza para los cultivos, el agua y la biodiversidad del país.

El profesor adjunto de la Universidad de Adelaida, en Australia, David Paton lleva años investigando el comportamiento de estos marsupiales y su impacto en la biodiversidad y cree que los australianos deberían consumir la carne de canguro para proteger a otras especies "Si no reduce la población de canguros, perderemos mucha biodiversidad", ha dicho el también ecologista al periódico australiano ABC.

Tras años de protección, se calcula que en 2016 había 50 millones de canguros en Australia, que compiten con el ganado doméstico por la comida y el agua, dañan los cultivos y destruyen las cercas de las granjas. La cifra duplica la población de canguros de 2010, cuando había 27 millones.

Para hacer frente al problema, el Gobierno nacional tiene estipulada una cuota anual de sacrificios que permite controlar la población, una práctica que divide a los australianos. Esta cuota se establece en cuatro de los estados australianos y se determina según la especie: menos del 15% de los canguros grises son sacrificados y menos del 20% de canguros rojos. "Si vamos a sacrificar a estos animales debemos hacerlo humanamente, pero también deberíamos pensar para qué vamos a usarlos después de muertos", ha apuntado Paton.

Los nutricionistas señalan que la carne de canguro es una opción más saludable que otras carnes rojas, al contener poca grasa y mucha energía, además de estar libres de pesticidas y antibióticos. El Gobierno también destaca que comer su carne es más ecológico que consumir la de animales de granja, ya que estos marsupiales generan menos gas metano, una emisión que contribuye al efecto invernadero.

Sin embargo, hay organizaciones como Animal Liberation South Australia que no coinciden con estas posturas. La organización asegura que los canguros no son una plaga, no destruyen las tierras y su carne no es más ecológica.