En algún lugar bajo la lluvia siempre habrá un perro abandonado que me impedirá ser feliz. Jean Anouilh
SI ESTÁS BUSCANDO UNA MASCOTA PARA ADOPTAR, PINCHA EN MI ELINK DE FACEBOOK DONDE ENCONTRARÁS MUCHOS DE DIFERENTES PROTECTORAS Y GRUPOS. NO LO DEJES PARA MAÑANA, PUEDE QUE SEA YA DEMASIADO TARDE.

Seguidores

Ya son más de 2.300 seguidores, súmate

Al hacer click en el botón "Me gusta", no quiere decir que os guste o estéis de acuerdo con lo que se exponga en el artículo, simplemente es para demostrar que os gusta lo que publico y además sirve para compartirlo en vuestro muro de Facebook.

lunes, 21 de noviembre de 2016

La misteriosa aparición de perros con el cráneo perforado

En el año 2016 han aparecido en Lanzarote más de media decena de perros con fuertes traumatismos craneales.

Artículo de Guillermina Torresi, tomado de La Vanguardia.com


Kora, víctima de un golpe en la cabeza casi mortal. (Huella a Huella)

Kora es una perrita podenco que ha sido víctima de un presunto maltrato. Su cráneo está fracturado y el golpe ha afectado, también, a su tabique nasal. Los podencos son una raza de perros con una vista y un olfato excelente, razón por la cual se les utiliza para cazar.

Esta perra no es la primera, aunque ojalá fuera la última. Según la Guardia Civil, se han encontrado muchos perros en situación de abandono y algunos, incluso, sin las medidas higiénicas necesarias para vivir. Desde Huella a Huella se plantean “quién es el ‘loco’ que se está dedicando a hacer esto, porque ya ha habido varios casos de perros con golpes muy similares. Es muy preocupante”. El área de Atención de Animales del Ayuntamiento también ha informado a la asociación de estas apariciones, en las que los perros se presentan con una profunda herida en la cabeza a la que los veterinarios denominan “hachazo”.

La perrita apareció en ese estado en la terraza de una vecina de la localidad de Teguise en Lanzarote, una de las Islas Canarias. La mujer llamó rápidamente al área de Atención de Animales del Ayuntamiento, que no tardó en avisar a la Asociación Huella a Huella, rostro que denuncia estos terribles sucesos y que tiene como misión conseguir un cambio significativo en el bienestar de los animales de la isla.

Nuria, una de las componentes de la Asociación Huella a Huella, explica para La Vanguardia: “Probablemente Kora se acercó para pedir auxilio o para morir allí directamente. Cuando la vecina se puso en contacto con el Ayuntamiento Samuel, el cuidador del centro, acudió a buscarla y la llevó inmediatamente a la veterinaria”.

La veterinaria informa a la asociación que el estado de Kora “es muy grave pero que tiene probabilidades de sobrevivir”. Las dudas están en cómo será su calidad de vida, ahora que se desconoce por completo el alcance de sus heridas.

Las redes se han hecho eco del suceso declarando, en varios casos (e incluso con furia), que se trata de un atropello. Nuria explica que “según los informes de la veterinaria el atropello está totalmente descartado porque Kora tiene un fortísimo golpe en la cabeza y no presenta ningún otro tipo de hematoma en el resto de su cuerpo”.

Kora en el momento en que fue trasladada desde la veterinaria hasta el
traumatólogo. (Huella a Huella)

Cuando revisaron a Kora, descubrieron que portaba chip y que el nombre del dueño ya había salido a la luz con anterioridad en un caso de abandono. Son muchas las sospechas pero no existe, de momento, un culpable: “El Ayuntamiento no puede hacer nada más hasta que no se avance en el esclarecimiento del tema. Ahora nos queda esperar y que la inflamación de la herida de Kora disminuya para observar hasta qué punto llega el golpe y, por supuesto, de dónde procede”, explica Nuria.

Huella a Huella lleva trabajando desde abril del 2013: “En principio fuimos dos personas que estábamos muy metidas en el mundo de los animales y que viendo que existían asociaciones que encuentran hogares a muchísimos animales abandonados pensamos que eso, al fin y al cabo, es un apagafuegos. Realmente los animales no dejan de entrar y aunque se les da en adopción no se va más allá”, cuenta Nuria.

Así luce Kora, la podenco que lucha por sobrevivir.
(Huella a Huella)

La Asociación busca ir más lejos: “Queremos que esto cambie y conseguir que los animales ni siquiera lleguen, que deje de haber animales maltratados o que se deje de abandonarlos. La forma en la que lo intentamos conseguir es estando detrás de los que tienen el poder, de los concejales, alcaldes, técnicos de los ayuntamientos e incluso detrás de la propia policía para que se instauren procedimientos, se apliquen las leyes y las ordenanzas y se mejoren las instalaciones en las que los animales esperan a ser acogidos”.

La lucha de Huella a Huella impulsa, además, que se hagan campañas de obligatoriedad de la identificación de animales como de la necesidad de esterilizarlos para evitar todos estos casos que van apareciendo.

votar