En algún lugar bajo la lluvia siempre habrá un perro abandonado que me impedirá ser feliz. Jean Anouilh
SI ESTÁS BUSCANDO UNA MASCOTA PARA ADOPTAR, PINCHA EN MI ELINK DE FACEBOOK DONDE ENCONTRARÁS MUCHOS DE DIFERENTES PROTECTORAS Y GRUPOS. NO LO DEJES PARA MAÑANA, PUEDE QUE SEA YA DEMASIADO TARDE.

Seguidores

Al hacer click en el botón "Me gusta", no quiere decir que os guste o estéis de acuerdo con lo que se exponga en el artículo, simplemente es para demostrar que os gusta lo que publico y además sirve para compartirlo en vuestro muro de Facebook.

martes, 11 de octubre de 2016

Los deberes de estos estudiantes consisten en fabricar casetas para animales desamparados

El profesor ha convertido la tarea escolar en una buena causa y en una herramienta de aprendizaje muy eficaz.

Tomado de La Vanguardia.com


Han donado 600 casetas para perros y 110 para gatos.
(Friends of Jacksonville Animals)

Barry Stewart trabaja de profesor en el instituto Englewood de Jacksonville, una ciudad estadounidense del estado de Florida. En sus clases de taller de carpintería, los estudiantes aprenden métodos constructivos a través de unos deberes muy especiales: fabricar casetas para perros y gatos que después donan a refugios de animales y a familias sin recursos.

El proyecto lleva más de 14 años en marcha y ha logrado construir 600 casetas para perros y un centenar más para gatos que han ido donando a organizaciones como Friends of Jacksonville Animals, entidad que se encarga de repartir las donaciones.

Este profesor defiende, en declaraciones para la revista People, que las casas de mascotas son, en esencia, “versiones en miniatura de los hogares humanos y que la construcción de las casetas es una herramienta de aprendizaje y una oportunidad de contribuir a una buena causa”.


Los alumnos junto a algunas de las casetas. (Friends of Jacksonville Animals)

El proyecto de donación de casetas para animales dio sus primeros pasos en 2002, cuando Barry Stewart conoció un programa similar en Carolina del Norte. El plan de estudios del profesor funcionó sorprendentemente bien como herramienta de aprendizaje y terminó aportando experiencia real a los alumnos.

Además, con los años, los estudiantes han tenido la oportunidad de innovar para lograr refugios cada vez más funcionales. Entre los principales cambios que han ido introduciendo en la elaboración de las pequeñas viviendas destacan la colocación de las puertas, que se ha desplazado del centro al lado izquierdo para proteger mejor del viento o la instalación de techos desmontables, que facilita el trabajo de los cuidadores y la limpieza del interior del habitáculo.


Los estudiantes donan las casetas para animales de familias con pocos
recursos. (Friends of Jacksonville Animals)

Sin duda, los alumnos que han pasado por el programa han aprendido una valiosa lección y se han convertido en los héroes de más de 700 animales de hogares sin recursos a los que les han proporcionado un techo bajo el que dormir.

votar