En algún lugar bajo la lluvia siempre habrá un perro abandonado que me impedirá ser feliz. Jean Anouilh
SI ESTÁS BUSCANDO UNA MASCOTA PARA ADOPTAR, PINCHA EN MI ELINK DE FACEBOOK DONDE ENCONTRARÁS MUCHOS DE DIFERENTES PROTECTORAS Y GRUPOS. NO LO DEJES PARA MAÑANA, PUEDE QUE SEA YA DEMASIADO TARDE.

Seguidores

Ya son más de 2.300 seguidores, súmate

Al hacer click en el botón "Me gusta", no quiere decir que os guste o estéis de acuerdo con lo que se exponga en el artículo, simplemente es para demostrar que os gusta lo que publico y además sirve para compartirlo en vuestro muro de Facebook.

lunes, 30 de marzo de 2015

Perros asisten al velorio de una mujer que amaba a los animales

La fallecida Margarita Suárez, vivía en Cuernavaca y alimentaba todos los días a más de 20 gatos y perros que no eran suyos pero que iban a visitarla a su casa.

Tomado de La Verdad.com


“Maravilloso e inexplicable” fue como calificó Patricia Urrutia la presencia de unos perros desconocidos en el velatorio de su madre, quien murió la semana pasada en la ciudad mexicana de Cuernavaca, ubicada en el estado de Morelos. La información difundida se hizo viral en sólo una hora, y fue compartida por miles de usuarios en las redes sociales.

Los animales a los que nadie conocía llegaron durante la madrugada a una funeraria para despedir a Margarita Suárez, que alimentaba a 20 gatos que no eran suyos pero que todos los días iban a visitarla a su casa. “Cada vez que veía a un perro en la calle regresaba a casa para darle de comer”, recuerda Urrutia.

Cuando el féretro llegó a la capilla detrás llegaron los perros. “Mi cuñado preguntó si los animales eran de ahí y le contestaron que no, que nunca los habían visto”, afirmó Urrutia, aún con el dolor de haber perdido a su madre y el desconcierto de lo que sucedió esa madrugada.

Al llegar a la funeraria los presentes se sentaron en una sala mientras preparaban el cuerpo para las honras fúnebres y los perros comenzaron a jugar con los presentes ahí, según publica Norte Digital.

“Eran como las tres de la mañana. Primero se acostaron sobre el suelo como puede verse en las fotos, pero después llegó el cuerpo de mi madre y los perros se levantaron como si estuvieran en una fiesta”, agregó la hija de la fallecida.

Tras esto los perros se volvieron acostar y así permanecieron hasta la mañana cuando se fueron todos, menos uno que se quedó acostado en el pasillo. Aunque una hora después regresaron los demás.

“Veinte minutos antes que lleváramos a cremar a mi madre los perros se fueron como llegaron, con una fiesta. En medio del dolor, ellos brincaban de alegría, fue algo maravilloso”, remarcó Urrutia, quien aseguró que vio en esos perros a unos ángeles.

votar