En algún lugar bajo la lluvia siempre habrá un perro abandonado que me impedirá ser feliz. Jean Anouilh
SI ESTÁS BUSCANDO UNA MASCOTA PARA ADOPTAR, PINCHA EN MI ELINK DE FACEBOOK DONDE ENCONTRARÁS MUCHOS DE DIFERENTES PROTECTORAS Y GRUPOS. NO LO DEJES PARA MAÑANA, PUEDE QUE SEA YA DEMASIADO TARDE.

Seguidores

Ya son más de 2.300 seguidores, súmate

Al hacer click en el botón "Me gusta", no quiere decir que os guste o estéis de acuerdo con lo que se exponga en el artículo, simplemente es para demostrar que os gusta lo que publico y además sirve para compartirlo en vuestro muro de Facebook.

martes, 2 de febrero de 2016

Proveedores de cadenas de tiendas de mascotas congelan y asesinan animales (Vídeo)

¿Conoces esos tubos de plástico que las personas utilizan para guardar decoraciones navideñas, cobijas viejas y ropa en el ático? Bueno, un proveedor de animales pequeños que provee a PetSmart, Petco, Pet Supplies Plus y muchas otras tiendas utiliza contenedores incluso más pequeños para guardar animales vivos.

Tomado de PETA Latino.com


Nueva tienda de la cadena Petsmart recién inaugurada en Edison,
Nueva Jersey.

Un testigo de PETA documentó que miles de animales fueron confinados en recipientes de plástico colocados en estanterías como si fueran relleno de gabinetes en Holmes Farm, una enorme fábrica de animales en Pensilvania, la cual provee hámsteres, conejos, jerbos, chinchillas, hurones y otros animales pequeños a cientos de tiendas de mascotas en todo el este de EE.UU.

Basados en la evidencia de PETA, un equipo de funcionarios del Departamento de Agricultura de EE.UU. (USDA por sus siglas en inglés) visitó Holmes Farm, quienes en este momento están bajo investigación federal. Y luego encontramos a Petco diciendo una gran mentira a la prensa. El conveniente anunció de Petco del 19 de enero de 2016, en el que afirmó que la empresa rompió vínculos con Holmes Farm, antes de ser notificados de los hallazgos de PETA por parte de Associated Press, pasa por alto un cúmulo de información verídica. Por más de un mes entero después de la visita de Petco a Holmes Farm el 2 de diciembre de 2015 –durante la cual a los representantes de la empresa nunca se les vio mirando la hielera inmunda donde cientos de animales fueron asesinados cruelmente ni el congelador donde otros murieron lentamente, entre otras cosas – las tiendas de Petco estuvieron ordenando y recibiendo cientos de animales de Holmes Farm, ¡incluso cuando el USDA había comenzado su inspección!

ATRAPADOS EN RECIPIENTES Y DESTROZADOS POR GATOS

Los animales – de los cuales miles de ellos habían sido objeto de un penoso viaje desde el extranjero dentro de jaulas – fueron confinados en hacinados recipientes o jaulas en las inmundas bodegas sin ventanas de Holmes Farm. Los edificios apestaban a orina y heces, y el piso de un edificio estaba salpicado de sangre donde los desahuciados animales de presa al parecer habían sido atacados por gatos, a quienes les permitieron pasear libremente por las instalaciones, saltando constantemente dentro y fuera de los recipientes. A un hámster que había sido atacado por un gato se le dejó desangrar y morir en el piso.

El testigo de PETA vio a hámsteres correr constantemente en círculos, lo cual es una señal grave de estrés o enfermedad. Los jerbos rascaban frenéticamente los recipientes en los cuales cada animal tenía 6 pulgadas de espacio. Algunos conejos "vivían" en un espacio menor a 1 pie cuadrado. Un administrador agarró a chinchillas de sus colas sensibles y arrojó a hámsteres algunos pies de distancia de un recipiente a otro.

A los animales habitualmente los obligaban a beber agua en contenedores inmundos y contaminados o les negaban el agua por completo. El testigo de PETA descubrió a cientos de ratones sin agua, quienes entonces bebieron frenéticamente después de que el testigo les ofreció un poco.

Gritando mientras fueron asesinados con gas en una hielera llena de desperdicios

El observador de PETA nunca vio que ningún animal recibiera cuidados veterinarios en las instalaciones, a pesar de alertar en repetidas ocasiones al administrador acerca de individuos obviamente enfermos y heridos. En lugar de ello, los trabajadores apilaron a decenas de animales – desde ratas y jerbos hasta conejillos de indias e incluso un conejo –en una hielera embarrada de heces y los asesinaron cruelmente con dióxido de carbono. Sus gritos podían escucharse en toda la habitación.

Los trabajadores no revisaron a los animales en busca de signos vitales antes de tirar sus cuerpos en la basura o envolver a otros en bolsas de plástico para venderlos como alimento; algunos animales enfermos o demacrados languidecieron durante días sin atención, incluidos conejos quienes finalmente murieron en jaulas. Algunas ratas evidentemente padecían fiebre por mordedura de rata – una enfermedad que es potencialmente mortal, es transmisible a los humanos y por la cual se ha demandado en dos ocasiones a Petco.




El testigo nunca vio a un veterinario cuidar de los animales en las instalaciones en tres meses de trabajo de tiempo completo. Este conejo fue uno de los cuatro hallados muertos en un solo día.

El testigo de PETA logró rescatar a un conejo llamado Leela, quien sufrió de una probable infección del tracto respiratorio superior durante 10 días sin ningún signo de tratamiento y cuyo ojo izquierdo estaba cubierto y cerrado forzosamente a causa de la supuración. Tras un examen veterinario y a los pocos días de un tratamiento con antibióticos, Leela superó la infección y empezó a correr y a saltar alrededor de su hogar adoptivo.

Muriendo en agonía en un congelador

Metieron a ratas vivas dentro de bolsas de plástico zipper o las arrojaron en tapas de plástico y las metieron en un congelador para morir lentamente congeladas incluso mientras algunas trataban frenéticamente de escapar arañando las paredes.




Un gerente y un trabajador congelaron a roedores vivos. Algunos de estos ratones continuaron luchando dentro de bolsas selladas minutos después de haberlos metido en un congelador. Varios todavía respiraban casi 15 minutos más tarde.

Muchos de estos animales posteriormente fueron vendidos como alimento para serpientes y otros reptiles carnívoros. Incluso después de que PETA comunicó a Petco acerca de la notificación a sus proveedores, a fin de asegurar que siguieran las normas del American Veterinary Medical Association (AVMA por sus siglas en inglés), los crueles asesinatos continuaron. Petco respondió que “los contratos con proveedores exigen que los proveedores de Petco tengan instrucciones escritas sobre los procedimientos de eutanasia utilizados en las instalaciones” y que “todos los proveedores son responsables de conocer y actuar en conformidad con las normas del AVMA y con todas las leyes locales y estatales sobre la eutanasia”. Holmes Farm tenía las normas publicadas, pero a sabiendas no las siguió – una prueba más de que las “normas para los proveedores” de las grandes tiendas no tienen ningún sentido.

Durante casi tres meses en las instalaciones, el observador de PETA encontró muertos a cientos de animales pequeños, a menudo en recipientes en los que no había agua disponible.

Empacados en plástico, privados de agua durante días y transportados por cientos de millas

Holmes Farm envió a más de 20.000 conejillos de indias, hámsteres y jerbos a grandes y pequeñas tiendas en un período de menos de tres meses. Los animales que estaban siendo enviados fueron empacados en cajas un día antes y los dejaban allí sin agua durante la noche, antes de ser enviados a través de estados en agotadores viajes hacia las tiendas de mascotas. Se vio a ratonas madre tratando de ocultar a sus bebés mientras que los trabajadores tomaban a los recién nacidos para enviarlos a clientes.



Un trabajador abandonó a estos roedores recién nacidos gritando, sin sus madres, en un recipiente que olía a muerte y excremento, y marcado con la palabra “Congelar”. Algunos de los animales habían muerto y estaban cubiertos con una capa verdosa.

Cuando Petco, PetSmart, y otras tiendas regresaban animales enfermos, heridos o no deseados, los animales a menudo pasaban días sin agua. Un conejo llegó vivo a una tienda de animales, quien regresó al animal. El conejo murió en el camino de regreso a Holmes Farm.

Un conejillo de indias, quien el testigo de PETA llamó Elvis, murió sin tratamiento después de haber sido devuelto por tener dermatofitosis. Nunca se vio que a los animales devueltos les atendieran sus lesiones o enfermedades.

¡Tú puedes ayudar a detener esta crueldad!

Este caso no es una excepción: Holmes Farm es el quinto distribuidor de animales con lazos con PetSmart y/o Petco que PETA ha puesto al descubierto. Por favor, comprométete a nunca comprar artículos para mascotas de minoristas que vendan cualquier animal. Hazle saber a las grandes tiendas más importantes que en lugar de comprarles a ellos comprarás tus artículos en empresas que no venden animales, tales como Target, Walgreens o con minoristas en línea.

Si planeas adherir un animal a tu familia, por favor, visita un refugio local de animales o a una organización de rescate – nunca compres en una tienda o con un criador. Los conejos, conejillos de indias y otros pequeños animales están muriendo por falta de buenos hogares y merecen la misma consideración que tienen los perros y gatos, cuya crisis de superpoblación es bien conocida.


votar