En algún lugar bajo la lluvia siempre habrá un perro abandonado que me impedirá ser feliz. Jean Anouilh
SI ESTÁS BUSCANDO UNA MASCOTA PARA ADOPTAR, PINCHA EN MI ELINK DE FACEBOOK DONDE ENCONTRARÁS MUCHOS DE DIFERENTES PROTECTORAS Y GRUPOS. NO LO DEJES PARA MAÑANA, PUEDE QUE SEA YA DEMASIADO TARDE.

Seguidores

Ya son más de 2.300 seguidores, súmate

Al hacer click en el botón "Me gusta", no quiere decir que os guste o estéis de acuerdo con lo que se exponga en el artículo, simplemente es para demostrar que os gusta lo que publico y además sirve para compartirlo en vuestro muro de Facebook.

jueves, 25 de febrero de 2016

Insólito: Carne de pelícano se vende como picadillo de res en Cuba

La matanza de pelícanos para el consumo individual o la venta en el mercado negro es un hecho.

Artículo publicado por Rafa, tomado de CiberCuba




La caza indiscriminada e inhumana de pelícanos en la zona central del litoral norte de Cuba se ha naturalizado hasta el punto de realizarse en plena luz del día, junto al resto de las actividades pesqueras, reportaron fuentes presenciales a CiberCuba.

En la ciudad de Caibarién, municipio costero de Villa Clara donde se encuentran uno de los puertos más conocidos de la isla, la matanza de pelícanos para el consumo individual o la venta en el mercado negro es un hecho.




La gravedad del asunto no se queda sólo en la brutalidad con la que son cazados estos animales, enganchados por un anzuelo, torcidas las alas hasta inmovilizarlos y luego molidos a palos hasta la muerte; sino que dicha carne, según testigos y vecinos de la localidad, es vendida en el circuito ilegal como picadillo de carne de res por los cazadores, quienes le sacan partida a su coloración rojiza.

Para Ana, nacida y criada en Villa Clara, ese cruel espectáculo es tan insólito como desagradable. Llegó recientemente del extranjero a visitar a los suyos, y según afirma, nunca había presenciado algo similar en la costa.




Ana asegura que la mayoría de los cazadores son jóvenes y adolescentes. Atrapan a las aves valiéndose de un carrete de pescar y un anzuelo flotando con un pez como carnada, con la cual se enreda el desdichado animal después de morderla.

Cada pescador puede llegar a matar casi 15 pelícanos al día después de una jornada que implica aguardar en el mar sobre pequeñísimos botes de madera o cámaras de caucho bajo el sol.




Además de las múltiples significaciones que podría acarrear esta vergonzosa práctica en el plano ético-social, económico y legal, la caza consentida de estas aves saca a la luz un problema aún mayor que expone el grotesco rasgo del subdesarrollo de nuestro país.

Este problema es la carencia en Cuba de una Ley que proteja a los animales de ser cazados indiscriminadamente, violentados o degradados, bajo el concepto de que la violencia es una expresión más de involución intelectual del ser humano y atraso social a varios niveles.




El proyecto para una Ley que vele por los derechos de los animales ya está conformado (por el grupo de activistas PAC*) y en lista de espera para ser considerado por la Asamblea Nacional del Poder Popular.

Dentro de sus puntos principales no solo se hace un llamado a penalizar las conductas violentas hacia los animales, sino también a que la protección de los mismos se tome como fundamento educativo en las nuevas generaciones, para que quizá, de esta forma, el acto que presenció Ana no vuelva a ser nunca “algo natural”.

PAC: Protección de Animales de la Ciudad.

votar