En algún lugar bajo la lluvia siempre habrá un perro abandonado que me impedirá ser feliz. Jean Anouilh
SI ESTÁS BUSCANDO UNA MASCOTA PARA ADOPTAR, PINCHA EN MI ELINK DE FACEBOOK DONDE ENCONTRARÁS MUCHOS DE DIFERENTES PROTECTORAS Y GRUPOS. NO LO DEJES PARA MAÑANA, PUEDE QUE SEA YA DEMASIADO TARDE.

Seguidores

Ya son más de 2.300 seguidores, súmate

Al hacer click en el botón "Me gusta", no quiere decir que os guste o estéis de acuerdo con lo que se exponga en el artículo, simplemente es para demostrar que os gusta lo que publico y además sirve para compartirlo en vuestro muro de Facebook.

viernes, 30 de marzo de 2018

Su perra no para de olfatearle la nariz. Va al médico y se desmaya cuando le dicen que su mascota salvó su vida

Para Lauren Gauthier rescatar animales maltratados y abandonados ha sido parte esencial de su vida desde hace mucho tiempo.

Tomado de Por Qué No Se Me Ocurrió.net


Ella inició una fundación con este objetivo llamada Magic’s Mission Beagle & Hound Rescue, fue allí que comenzó el especial vínculo con Victoria, una perra de raza Coonhound de un sólo ojo y que terminaría salvándole la vida.


Victoria se convirtió rápidamente en una perra cariñosa y cercana con Lauren; sin embargo, cierto día, su actitud se hizo más nerviosa y, en vez de dormir tranquila junto a sus dueña como usualmente lo hacía, comenzó a comportarse extraño: olfateaba con insistencia la nariz de Lauren al punto de convertirse en una molestia para la mujer.


Lauren conocía muy bien a su perrita, fue por ello que la obstinación por olfatearla comenzó a preocuparle, más aún cuando descubrió que tenía una pequeño punto rojo en la nariz. Decidió acudir al médico .


Los resultados mostraban un diagnóstico para el que Lauren no estaba preparada y se desmayó al momento: el punto rojo era un tipo de cáncer de piel denominado carcinoma de células basales. Por fortuna, Victoria lo había detectado a tiempo y los médicos pudieron extirparlo sin mayores complicaciones.


“Estoy muy agradecida de Victoria. Ella y yo siempre hemos tenido un vínculo estrecho (…) no sabía que sería capaz de detectar el cáncer debajo de mi piel”, comentó ella para el sitio Love What Matters.


Al final, la cara de Lauren quedó marcada por una cicatriz, pero si no hubiera sido por su perra, seguramente el resultado hubiera sido otro y ella no podría ahora contar esta increíble historia.


Parece mentira que el increíble olfato de un perro haya salvado la vida de una mujer, pero es más común de lo que podrías pensar. A muchos de estos animales se les entrena precisamente para detectar el cáncer y otras dolencias, drogas o seres humanos en desastres naturales. No cabe duda que se trata del mejor amigo del hombre. No nos merecemos a los perros.