En algún lugar bajo la lluvia siempre habrá un perro abandonado que me impedirá ser feliz. Jean Anouilh
SI ESTÁS BUSCANDO UNA MASCOTA PARA ADOPTAR, PINCHA EN MI ELINK DE FACEBOOK DONDE ENCONTRARÁS MUCHOS DE DIFERENTES PROTECTORAS Y GRUPOS. NO LO DEJES PARA MAÑANA, PUEDE QUE SEA YA DEMASIADO TARDE.

Seguidores

Ya son más de 2.300 seguidores, súmate

Al hacer click en el botón "Me gusta", no quiere decir que os guste o estéis de acuerdo con lo que se exponga en el artículo, simplemente es para demostrar que os gusta lo que publico y además sirve para compartirlo en vuestro muro de Facebook.

viernes, 19 de enero de 2018

Japón: Trenes braman y ladran para evitar colisiones con los ciervos

El proyecto ha sido todo un éxito y se redujeron los accidentes con estos animales hasta en un 40%.

Tomado de Russia Today

Imagen ilustrativa. Thomas White / Reuters
En Japón, las autoridades del transporte pusieron en marcha un peculiar programa para evitar la colisión y muerte de ciervos en las vías de tren, consistente en dotar a los convoyes de sonidos que emulan el bramido de un ciervo y el ladrido del perro.

De acuerdo con el Instituto de Investigación Técnica Ferroviaria (RTRI, por sus siglas en inglés) el proyecto ha sido todo un éxito, pues se redujeron los accidentes con estos animales hasta en un 40 %, reportó el portal The Asahi Shimbun.

Según el RTRI, los ciervos tienen el hábito de bramar repetidamente sonidos cortos y agudos para alertar a otros ciervos cuando perciben el peligro. Es por eso que se pensó en combinar ese sonido con uno de sus enemigos, el perro, con el fin de alertarlos.

El RTRI espera llevar a cabo un experimento a largo plazo en el futuro para verificar los efectos. También planea desarrollar un dispositivo que emita automáticamente los sonidos en los sitios donde los ciervos son vistos comúnmente. También se asegurarán de que los ruidos no se repitan en las zonas donde la gente vive al lado de las vías.

De acuerdo con un vocero del organismo, se espera que este sistema también funcione en zonas montañosas y otros lugares para que las compañías ferroviarias puedan introducirlo.