En algún lugar bajo la lluvia siempre habrá un perro abandonado que me impedirá ser feliz. Jean Anouilh
SI ESTÁS BUSCANDO UNA MASCOTA PARA ADOPTAR, PINCHA EN MI ELINK DE FACEBOOK DONDE ENCONTRARÁS MUCHOS DE DIFERENTES PROTECTORAS Y GRUPOS. NO LO DEJES PARA MAÑANA, PUEDE QUE SEA YA DEMASIADO TARDE.

Seguidores

Ya son más de 2.300 seguidores, súmate

Al hacer click en el botón "Me gusta", no quiere decir que os guste o estéis de acuerdo con lo que se exponga en el artículo, simplemente es para demostrar que os gusta lo que publico y además sirve para compartirlo en vuestro muro de Facebook.

martes, 30 de junio de 2015

El gorila que le roba suspiros a las jovencitas japonesas

Su nombre es Shabani y es un fenómeno en las redes sociales de cuenta de su actractiva mirada "oscura y taciturna" y porque a la vez es un dedicado padre de dos crías. Muchos lo comparan con Hugh Jackman o George Clooney.

Tomado de El Diario de Nueva York


Desde marzo las mujeres japonesas andan desmayándose por el gorila Shabani que habita en el zoológico de Higashiyama, en el centro del país.

Tal vez fueron sus ojos oscuros y su atractiva mirada cargada de un halo de misterio lo que ha cautivado la imaginación de las jóvenes que visitan con frecuencia el zoológico.

Aunque siempre lo más llamativo de un gorila ha sido golpearse en el pecho para demostrar su potencia, lo que ha cautivado a las japonesas es algo distinto.

Este furor comenzó cuando varias jóvenes postearon fotos de Shabani en las redes sociales comentando lo bien que se veía.

Desde entonces se convirtió en un poderoso imán para las mujeres, que comenzaron a utilizar palabras muy llamativas para definir su atractivo físico.

Una de ellas era "ikumen" que es la manera callejera de calificar a un hombre como "atractivo". La palabra es la unión de "iku" que significa "cool" o "bueno" con "men" que en inglés significa "hombres".

Pero fue cuando el zoológico dijo que Shabani era un padre responsable de dos bebés gorilas, que la palabra "ikumen" cambió de sentido:

Ahora "iku" pasó a significar como "el fascinante padre de familia que está pendiente de sus hijos".

Shabani fue moldeado en las redes sociales como el modelo perfecto del hombre japonés moderno.

Para muchas mujeres, especialmente las trabajadoras que andan más ocupadas, un "ikumen" es su sueño hecho realidad, como lo demuestra la aplastante popularidad del cantante Takuya Kimura, quien tiene 42 años y dos hijos.

Pero la tendencia de celebridades que enfatizan el hecho de que son padres amorosos y dedicados es de mucho antes. Shabani tal vez es la última adquisición de ese fenónemo cultural.

Este gorila nació en Holanda hace 18 años y fue llevado al zoológico Higashiyama en la ciudad de Nagoya en 2007 como un regalo.

En términos humanos, él podría estar en sus 38, que es cuando la mayoría de los hombres están en el tope de su fuerza y virilidad.

Y un detalle que ha enloquecido a las mujeres más adultas: la "esposa" de Shabani, Nene, tiene 24 años más que él y a los 40 tuvo una cría, una edad sorprendente para que una gorila hembra de a luz.

Pero ikumen no es la única palabra que han utilizado las mujeres japonesas para definir lo que les produce este gorila "metrosexual".

De acuerdo a varios medios locales, muchas jóvenes que se mueren por ver a Shabani en acción están utilizando palabras de admiración a menudo dedicadas a personajes como Hugh Jackman (Wolverine) o el actor japonés Ken Watanabe (El último samurai) como "shibui" (que significa amargo) y "nihiru" (que significa nihilista), pero que combinadas se puede describir como una persona "oscura y taciturna".

Pero es aquí donde surgen las interpretaciones que distorsionan un poco el cuento: cuando los diarios occidentales tomaron la historia llenaron los textos con denominaciones como "apuesto" y "de pensamientos profundos".

Y las palabras que siguieron ahondaron aquella alteración del contexto original: lo describieron como "fornido", "ladrón de corazones" y "chico hot", además de párrafos donde se leían frases como "flexionaba sus músculos, mientras miraba taciturno en la distancia".

Es posible que las japonesas no se opongan a las cualidades de símbolo sexual de su gorila preferido, pero es mucho más que eso.

No es su apariencia "metrosexual" sino la evolución de este concepto: el "spornosexual", algo así como una combinación de un deportista con un adicto al porno.

De acuerdo a lo que dice el vocero del zoológico Takayuki Ishikawa, los gorilas siempre han sido animales populares entre los visitantes. De hecho, algunas parejas de ancianos vienen casi todos los días a saludar al grupo de primates.

Pero con la explosión de popularidad de Shabani, las visitas se han duplicado, la mayoría de ellas jovencitas enloquecidas por la mirada del gorila.

"Quizás es que ahora hay más tiempo para mirarlos de verdad y por eso están notando lo atractivos que son los gorilas", le dijo a la BBC Ishikawa.

votar