En algún lugar bajo la lluvia siempre habrá un perro abandonado que me impedirá ser feliz. Jean Anouilh
SI ESTÁS BUSCANDO UNA MASCOTA PARA ADOPTAR, PINCHA EN MI ELINK DE FACEBOOK DONDE ENCONTRARÁS MUCHOS DE DIFERENTES PROTECTORAS Y GRUPOS. NO LO DEJES PARA MAÑANA, PUEDE QUE SEA YA DEMASIADO TARDE.

Seguidores

Ya son más de 2.300 seguidores, súmate

Al hacer click en el botón "Me gusta", no quiere decir que os guste o estéis de acuerdo con lo que se exponga en el artículo, simplemente es para demostrar que os gusta lo que publico y además sirve para compartirlo en vuestro muro de Facebook.

miércoles, 3 de junio de 2015

Denuncian que ayuntamiento de Gasteiz vulnera ordenanza y sigue gaseando a las palomas

Los colectivos exigen una reunión con la concejala Garmendia, alertan de que sigue habiendo perros en Lazarte.

Artículo de Txus Díez Jorge Muñoz, tomado de Noticias de Álava.com

Varias palomas se refrescan en la fuente de los patos de Vitoria. (J. Muñoz)
Gasteiz.- Gasteiz es una de las ciudades más avanzadas del Estado en materia de protección de animales. En la capital alavesa no se le pueden cortar las orejas o el rabo a un perro, están prohibidos los circos con animales y las mascotas no pueden estar más de ocho horas seguidas atadas. Más allá de que no habido valor suficiente como para vetar los toros, en Vitoria la sensibilidad municipal para con los animales merece ser destacada, al menos sobre el papel.

En el día a día, los cosas no son tan idílicas. Las asociaciones ADPA, APSOS Vitoria, ATEA, Ekologistak Martxan Araba, Esperanza Felina, GACA y GADEN han reclamado a la concejala de Medio Ambiente y presidenta del recientemente constituido Consejo de Convivencia y Protección de los Animales del Ayuntamiento, Idoia Garmendia, una reunión urgente de este foro para que les explique por qué había una jaula para capturar palomas en la azotea de la Casa de Asociaciones Rogelia de Álvaro, donde curiosamente tienen su sede cuatro de estas asociaciones. La caza y exterminio de estos seres alados contraviene la ordenanza que se aprobó con grandes loas al consenso alcanzado por parte de todos los intervinientes, al igual que la contravienen las personas que, con total impunidad, guardan a sus perros en insalubres casetas en la zona de Lasarte. De ese tema quieren hablar también las asociaciones con Garmendia.

Andrés Illana, miembro de Gaden y de Ekologistak Martxan, explica cómo se les quedó la cara a los conservacionistas cuando se enteraron de que les habían puesto una jaula para palomas encima del tejado de su sede. “Sabíamos que ponían las jaulas en diferentes puntos de la ciudad antes de la aprobación de la ordenanza, pero no que seguían haciéndolo”, explica. Se enteraron al descubrir que la tenían encima de sus oficinas. “Aquí estamos cuatro asociaciones que hicimos un gran esfuerzo para aprobar la ordenanza y nos han puesto la jaula aquí, parece casi una provocación, es inadmisible. Cuando nos hemos quejado la han quitado, pero no nos consta que lo hayan hecho en el resto de Vitoria”, denuncia Illana.

El portavoz ecologista recuerda que según la nueva ordenanza los vitorianos deben eliminar de sus fachadas posibles focos de nidificación de palomas (como agujeros o marquesinas con agujeros), y que el Ayuntamiento está obligado a establecer métodos de control de la población antes de ponerse a ejecutar animales, lo que por otro lado estimula su capacidad de reproducción e incluso contribuye a aumentar la población de palomas. Existen, por ejemplo, piensos que inhiben el celo de los animales, y se pueden controlar focos de alimentación como los patios de los colegios, adonde van las palomas a almorzar después del recreo. Sin embargo, se siguen utilizando los viejos métodos de siempre. “El Ayuntamiento no ha cambiado en nada sus actuaciones de antes del 3 de enero de 2014 (cuando se publicó la ordenanza en el BOTHA), a pesar de que la normativa dice claramente que tenían que haber modificado sus protocolos de actuación”, denuncia Illana.

Las asociaciones creen que no se va a celebrar la reunión del consejo solicitada, aunque sí han conseguido citarse el próximo día 12 con la directora de Medio Ambiente, Blanca Díaz de Durana. En ese encuentro reclamarán un censo de las palomas sacrificadas desde que entró en vigor la ordenanza y pedirán además “el cese inmediato de las personas que han autorizado ese sacrificio saltándose a la torera la ordenanza en vigor”.

A Illana, por otro lado, le gustaría que el Ayuntamiento fuera tan diligente en el caso de los perros de Lasarte como se muestra cuando hay quejas ciudadanas sobre gatos o palomas. “Por allí no pasa casi nadie y no molestan; en el Ayuntamiento nos dicen que es que están mejor allí que en Armentia”, censura el portavoz de Ekologistak Martxan, quien denuncia que los responsables municipales “sólo se preocupan por la sanidad, en Armentia hasta hace nada se sacrificaban tres perros todos los días”. Por ello, los colectivos conservacionistas piden que el Consistorio saque la competencia de protección de los animales del área de Sanidad.

LAS CLAVES

La ordenanza. La normativa municipal sobre protección de animales establece que “cuando la proliferación incontrolada de especies animales de hábitat urbano lo justifique se adoptarán por las autoridades municipales las acciones necesarias que tiendan al control de su población, frente al sacrificio de animales”.

Caza de palomas.

El Ayuntamiento, denuncian los colectivos ecologistas y conservacionistas vitorianos, mantiene colocadas por diversos puntos de la ciudad jaulas para cazar palomas, que después mueren gaseadas en el Centro de Protección Animal de Armentia. Una de esas trampas estaba instalada en la azotea de la casa de asociaciones Rogelia de Álvaro, donde tienen su sede cuatro de estas asociaciones integrantes del Consejo de Convivencia y Protección de los Animales.

Perros en Lasarte.

Estos colectivos denuncian además que en la zona de Lasarte sigue habiendo perros en condiciones precarias, lo que también vulnera la ordenanza de animales de Gasteiz. 

El portavoz de Ekologistak Martxan censura que el Ayuntamiento incumpla su propia ordenanza de animales y siga sacrificando a las palomas que habitan en la capital alavesa.

votar