En algún lugar bajo la lluvia siempre habrá un perro abandonado que me impedirá ser feliz. Jean Anouilh
SI ESTÁS BUSCANDO UNA MASCOTA PARA ADOPTAR, PINCHA EN MI ELINK DE FACEBOOK DONDE ENCONTRARÁS MUCHOS DE DIFERENTES PROTECTORAS Y GRUPOS. NO LO DEJES PARA MAÑANA, PUEDE QUE SEA YA DEMASIADO TARDE.

Seguidores

Ya son más de 2.300 seguidores, súmate

Al hacer click en el botón "Me gusta", no quiere decir que os guste o estéis de acuerdo con lo que se exponga en el artículo, simplemente es para demostrar que os gusta lo que publico y además sirve para compartirlo en vuestro muro de Facebook.

viernes, 15 de mayo de 2015

Un nuevo caso de abandono animal termina con cinco vacas muertas

Tres de ellas tuvieron que ser sacrificadas ante las malas condiciones en que se encontraban, mientras que otras quince han sido trasladadas.

Artículo de Irene Bajo, tomado de El Diario Montañés.es

Los agentes del Seprona, en las inmediaciones del establo de Secadura.
Foto: I Bajo
El pequeño pueblo de Secadura (Voto), y más en concreto el barrio de Indelante, reeditó ayer las imágenes de holocausto animal vividas hace pocos meses en una cuadra de El Churi, en Camargo. El nuevo episodio de abandono animal, se ha saldado con cinco vacas muertas, dos de ellas como consecuencia de la desnutrición y el abandono (los veterinarios de la Consejería de Ganadería encontraron unos restos óseos y otra que falleció en el acto) y otras tres después de que sus pésimas condiciones recomendaran el sacrifico. La estampa que se encontraron los facultativos y los agentes del Seprona, encargados de inspeccionar el lugar, no podía ser más tétrica. Restos óseos de una vaca, otro animal muy debilitado, que finalmente murió en la finca, y otras tres reses en un estado «lamentable», por lo que al final se optó por sacrificarlas. Otras quince vacas que presentaban un cuadro menos desalentador fueron trasladadas a otra finca.

Las alarmas saltaron, según relatan varios vecinos, hace aproximadamente dos semanas, cuando los malos olores procedentes de la finca hicieron sospechar que hubiera algún animal pudriéndose en la estabulación. De hecho, en el Ayuntamiento se han recogido varias quejas de los habitantes de las casas limítrofes por la fetidez que se desprendía.

La denuncia de un particular al Seprona desencadenó finalmente el despliegue de varios agentes y de un veterinario de la Consejería de Ganadería, así como de una pala excavadora con la que se retiraron los cadáveres y la suciedad. El facultativo y los agentes solo pudieron hacer algo por el resto de las reses, y tras la pertinente inspección se ha incoado expediente y abierto una investigación.

El hedor se percibía ya desde días atrás, según manifestaba ayer una vecina tras denunciar la «dejadez» del responsable de un ganado que «no sacaba del establo». «Toda esta finca de aquí es de ellos», decía señalando una amplia parcela cercana a cuadra. «Es una pena porque tiene terreno, juventud y sabe lo que es trabajar, porque toda la vida ha estado en el campo», aseveraba. «Estamos acostumbrados al olor del abono, pero esto era insoportable», reconocía otra de las vecinas de la zona.

Reincidente

El caso no es nuevo y de hecho, «la historia se repite», aseguraba ayer el alcalde de Voto, José Luis Trueba de la Vega, que se remonta a otro episodio que terminó también con varios animales muertos por la dejadez en la atención del mismo dueño, de modo que «los vecinos están alarmados». A juicio de Trueba, que espera que la administración competente tome medidas, la situación «no puede seguir así».

Se trata de un caso que recuerda a lo ocurrido en la estabulación del Alto del Churi, en la que a finales de enero se encontraron seis animales muertos en una finca abandonada. Para evitar que se produzcan estas situaciones, la Mesa contra el Maltrato Animal ya se planteó el pasado mes de febrero la posibilidad de realizar cambios normativos en la Ley 3/1992, de Protección de los Animales), que permitan que un animal pueda ser incautado de inmediato a su propietario cuando existen evidencias de que se halla en circunstancias que pueden poner en peligro su vida.

votar