En algún lugar bajo la lluvia siempre habrá un perro abandonado que me impedirá ser feliz. Jean Anouilh
SI ESTÁS BUSCANDO UNA MASCOTA PARA ADOPTAR, PINCHA EN MI ELINK DE FACEBOOK DONDE ENCONTRARÁS MUCHOS DE DIFERENTES PROTECTORAS Y GRUPOS. NO LO DEJES PARA MAÑANA, PUEDE QUE SEA YA DEMASIADO TARDE.

Seguidores

Ya son más de 2.300 seguidores, súmate

Al hacer click en el botón "Me gusta", no quiere decir que os guste o estéis de acuerdo con lo que se exponga en el artículo, simplemente es para demostrar que os gusta lo que publico y además sirve para compartirlo en vuestro muro de Facebook.

viernes, 16 de febrero de 2018

El futuro del albergue de animales de Guadalajara, en riesgo por el impago del Ayuntamiento

Según el edil, Javier Úbeda, los atrasos se saldarán cuando la justicia resuelva el recurso contra la adjudicación del servicio. El Consistorio adeuda 25.000 euros desde septiembre a la asociación protectora de animales 'La Camada' de Guadalajara. María Tello, presidenta de ‘La Camada’: “Llevamos luchando desde septiembre sin recursos y con el albergue saturado de animales”.

Artículo de Raquel Gamo, tomado de El Diario.es

FOTO: La Camada
Sin financiación pública y subsistiendo, gracias a la solidaridad de los vecinos de Guadalajara que colaboran en la atención de los animales. Esta es la delicada situación económica que vive La Camada, la asociación encargada de la recogida y el cuidado de los perros y gatos abandonados que les llegan de toda la provincia de Guadalajara.

Después de cinco meses consecutivos sin recibir la cuantía de 5.000 euros mensuales por parte del Ayuntamiento de Guadalajara, que la asociación utiliza para cubrir los gastos del personal del centro, María Tello, presidenta de La Camada, explica a eldiarioclm.es que “la situación es difícil, llevamos luchando desde septiembre sin recursos y espero que el proyecto pueda resistir hasta que se resuelva el problema administrativo.”.

El problema de la actual falta de financiación de La Camada se remonta al pasado mes de septiembre, en pleno proceso de adjudicación del servicio, después de que el anterior contrato caducara, a finales de 2016. Dos meses antes, en julio de 2017, el Ayuntamiento convocó la licitación para la gestión del centro de recogida de animales abandonados por un periodo de cuatro años con opción a prorrogarse durante 24 meses más. El nuevo contrato cuenta con un presupuesto de 90.000 euros anuales.

En diciembre, el Consistorio adjudicó el servicio a la asociación La Camada, que ganó el concurso a Servivets, un centro veterinario de la ciudad que se presentó también al concurso. Sin embargo, la adjudicación se paralizó, porque la citada empresa, que perdió el concurso público, presentó alegaciones y denunció ante los tribunales.

FOTO: La Camada

Mientras tanto, el equipo de Gobierno determinó que La Camada siguiera encargándose del funcionamiento del albergue, de forma provisional, con el “acuerdo implícito” de que en “cuanto se resuelva la situación, se procederá al pago de las mensualidades debidas”. Así que, la asociación prosiguió con su labor, pero sin firmar ningún contrato con el Ayuntamiento, de quien dependen las instalaciones.

Francisco Úbeda, concejal de Medioambiente, contestó en un comunicado a las críticas del Partido Socialista en las que se acusaba al Ayuntamiento de no pagar el servicio de recogida de animales desde septiembre, afirmando que “La Camada cobrará el trabajo que está prestando en cuanto se resuelva definitivamente el recurso presentado por la mercantil que no resultó elegida para prestar el servicio”. Así mismo, Úbeda se mostró “extrañado”, porque “esto es algo que La Camada conoce” y tildó las declaraciones realizadas por la oposición de “malintencionadas”.

Desde el Ayuntamiento prevén saldar la deuda acumulada con la protectora de animales en abril, mediante el sistema de reconocimiento de deuda – fijación de un crédito para garantizar el pago a proveedores- que llevarán al Pleno, después de que el juzgado dicte sentencia. Porque, según admitió el edil, “el contrato es ahora improrrogable”, al haberse agotado todos las prórrogas posibles. El impago que acumula el Consistorio con la asociación es de 25.000 euros, que corresponden a la aportación de cinco meses, desde septiembre hasta febrero.

FOTO: La Camada

En este sentido, la viceportavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Guadalajara, Lucía de Luz, asevera a eldiarioclm.es que “la situación límite que sufre La Camada es una muestra más de la dejadez de funciones del equipo de Román”, así como reconoce que es “incomprensible e inadmisible” que “Román no pague y tenga sin contrato a la protectora que presta el servicio por haber licitado y adjudicado el servicio fuera de tiempo y cuando el anterior contrato ya había caducado”.

Con respecto a la razón argumentada por el Ayuntamiento de no poder afrontar la deuda con La Camada hasta que no se resuelva el conflicto judicial, De luz lo desmiente y exige al Alcalde que “comience los trámites necesarios para pagar lo que debe a ‘La Camada’, porque existen fórmulas para pagarlo como un reconocimiento inmediato de deuda o un informe que acredite que este servicio es esencial y permitiría firmar el contrato” hasta que se formalice finalmente.

Desde que ‘La Camada’ difundiera públicamente las dificultades por las que atraviesa diariamente para cumplir con la manutención de los perros y gatos que habitan en el centro, los guadalajareños se han volcado con la asociación mediante donaciones para hacer posible que su actividad sin ánimo de lucro y en defensa del bienestar animal sea viable en el futuro.

FOTO: La Camada

Según dio a conocer el PSOE, ‘La Camada’ ha sufragado los gastos de las nóminas de sus trabajadores, gracias a la cuota de sus 220 socios y la ayuda de 43 colaboradores, 24 padrinos y 53 voluntarios, con las que la asociación ha garantizado hasta ahora el mantenimiento de los animales. En el caso de que la asociación no pudiera proseguir con su labor, la concejal socialista asevera que “el Ayuntamiento no tiene personal para hacerse cargo del mismo y esto supondría que más de 500 animales se quedarían desprotegidos”. Además, considera que “el equipo de Gobierno se ha aprovechado de la Camada, porque es una asociación de protección de animales sin ánimo de lucro”.

Saturación y deterioro de instalaciones

Además de las adversidades económicas, La Camada de Guadalajara ha debido hacer frente a problemas de saturación de animales, especialmente durante 2017, año en el que las solicitudes de acogida de mascotas abandonadas se dispararon en la provincia alcarreña. En la actualidad, más de 500 especies, 241 perros y 271 gatos conviven en el centro de recuperación de animales de la capital arriacense sin que el espacio se haya adaptado a la nueva población. “El albergue está completamente saturado y, como consecuencia, hay peleas entre perros y los gatos sufren estrés”, asegura Tello.

El deterioro de los cheniles del albergue de animales de Guadalajara
ha producido heridas a algunos perros FOTO: La Camada

La función de la Camada se limita, en principio, a atender a los animales desprotegidos que le llegan de la propia ciudad y de las cuatro pedanías de Guadalajara. Pero, en la práctica, según reconoce su responsable a este digital, cuidan de animales de toda la provincia porque es el único centro que está abierto 24 horas al día: “Tenemos que cuidar de este proyecto en defensa de la protección animal que sacamos adelante con enorme esfuerzo y por ello pedimos la colaboración de las administraciones para que se ocupen de los animales del resto de la provincia, porque no disponemos de más capacidad”, explica María Tello.

En cuanto al estado de las instalaciones municipales, desde La Camada confirman que “es necesario hacer un mantenimiento importante, porque su constante uso ha provocado que se deterioren”. Una de las reformas precisas consistiría en arreglar las puertas de los cheniles o áreas donde se guarda a los canes, porque, en palabras de Tello, “su escasa conservación ha provocado ya cortes y heridas a algunos perros”. El Ayuntamiento de Guadalajara no ha realizado desde 2007 ninguna inversión destinada al mantenimiento del albergue, tal como confirmaron a este digital desde el Partido Socialista.