En algún lugar bajo la lluvia siempre habrá un perro abandonado que me impedirá ser feliz. Jean Anouilh
SI ESTÁS BUSCANDO UNA MASCOTA PARA ADOPTAR, PINCHA EN MI ELINK DE FACEBOOK DONDE ENCONTRARÁS MUCHOS DE DIFERENTES PROTECTORAS Y GRUPOS. NO LO DEJES PARA MAÑANA, PUEDE QUE SEA YA DEMASIADO TARDE.

Seguidores

Ya son más de 2.300 seguidores, súmate

Al hacer click en el botón "Me gusta", no quiere decir que os guste o estéis de acuerdo con lo que se exponga en el artículo, simplemente es para demostrar que os gusta lo que publico y además sirve para compartirlo en vuestro muro de Facebook.

sábado, 24 de febrero de 2018

Alertan en Argentina por una invasión de criaderos ilegales de perros

Tras la clausura de un local en Liniers, activistas señalaron que "está lleno" de este tipo de lugares en el Conurbano y la Capital Federal. Se trata de un "negocio perverso" que favorece la superpoblación de animales en las calles.

Artículo de Alejandro Iglesias, tomado de Diario Popular.com.ar


Activistas alertaron sobre una invasión de criaderos ilegales de perros de raza en el área metropolitana, espacios macabros donde los animales son maltratados y hasta mutilados para entrar en el circuito de venta, algo que calificaron como uno de los eslabones de “un negocio perverso”.

La problemática cobró mayor trascendencia luego de que ayer fuera clausurado en el barrio porteño de Liniers uno de estos locales dedicado a la raza Caniche Toy, donde los canes estaban en jaulas en muy malas condiciones de higiene y les habían cortado las cuerdas vocales.

“Está lleno de criaderos. En Capital Federal están prohibidos por ley y hay igual. En Provincia no y es un problema, porque el maltrato animal está prohibido por la Ley 14.346 y en todos estos lugares les cortan las cuerdas vocales a los perros pequeños o las orejas a los de otras razas”, advirtió en diálogo con POPULAR Malala Fontán, activista de la organización SinZoo.

Negocio perverso


La experta en cuestiones de animales lamentó que la cría de animales de raza para la venta “es un negocio perverso, más aún cuando un perro comprado ocupa el lugar de los que están en situación de calle”, circunstancia que atraviesan unos 15 millones en todo el país, el 40% de ellos en el ámbito bonaerense.

Sobre el cruel accionar de estos lugares, explicó: “Nadie los controla y terminan siendo campos de concentración. Atan a la hembra y traen al macho para que se reproduzca. Es un acto de crueldad, porque viven todos en una jaula inmunda y no pisan nunca el pasto, no los sacan a pasear, están en muy malas condiciones”.

Peor todavía es la suerte de las hembras que ya no pueden tener cachorros. “Las hacen parir camada tras camada hasta que literalmente se les pudre el útero y las descartan. Si tienen suerte le dan una inyección de eutanasia, si no aparecen en bolsas de basura”, detalló Fontán.

Y añadió: “Por proyección, una hembra puede llegar a generar junto con sus crías unos 12 mil cachorros en toda su vida. Obviamente no todos viven, porque muchos terminan ahogados, muertos por moquillo o parvovirus y son dejados en cajas o bolsas dentro de los containers”.

Superpoblación

De allí se desprende que “la compraventa es también una de las patas del problema de la superpoblación, porque es sacarle hogar a un animal que está en la calle”, según precisó la activista. A eso debe agregarse que muchas personas abandonan a los perros de raza: “Eso pasa porque no se los castra. Entonces terminan viejos, con tumores, y la gente los abandona”.

Por otra parte, Fontán confió que otro mal común es que “cualquiera puede comprar dos perros de raza, ponerse a reproducirlos y después venderlos por Mercado Libre”.

Esa es posiblemente la modalidad que utilizaban en Liniers, donde en las últimas horas se desbarató un criadero ilegal de perros Caniche en José de Paula y Rodríguez Alvez al 900, donde fueron hallados cinco animales. A cuatro de ellos les habían cortado las cuerdas vocales para evitar que llamen la atención de los vecinos.

Caniches

El fiscal interino Federico Villalba Díaz, a cargo de forma provisoria de la Unidad Fiscal especializada en Materia Ambiental, ordenó secuestrar a los canes para enviarlos a un centro de recuperación manejado por la ONG Prodea, de Elba Tirbuzi, mientras que se dispuso la clausura judicial del sector de la vivienda que funcionaba como el criadero ilegal “Mundo Caniche”. A la vez, como parte del operativo se secuestraron todas las jaulas y elementos vinculados a la cría.

Sobre el caso puntual, Fontán consideró que este es un caso atípico. “Por lo general, nadie denuncia y si lo hacen nadie lo toma. Acá por suerte la Fiscalía actuó”, sentenció.

Sin embargo, fuentes denunciaron a este medio que los propietarios del local tienen otros perros de esa raza y los siguen vendiendo a través de otra página de la red social Facebook, cuyo nombre es “El Puerto Caniche”.