En algún lugar bajo la lluvia siempre habrá un perro abandonado que me impedirá ser feliz. Jean Anouilh
SI ESTÁS BUSCANDO UNA MASCOTA PARA ADOPTAR, PINCHA EN MI ELINK DE FACEBOOK DONDE ENCONTRARÁS MUCHOS DE DIFERENTES PROTECTORAS Y GRUPOS. NO LO DEJES PARA MAÑANA, PUEDE QUE SEA YA DEMASIADO TARDE.

Seguidores

Ya son más de 2.300 seguidores, súmate

Al hacer click en el botón "Me gusta", no quiere decir que os guste o estéis de acuerdo con lo que se exponga en el artículo, simplemente es para demostrar que os gusta lo que publico y además sirve para compartirlo en vuestro muro de Facebook.

miércoles, 31 de diciembre de 2014

Miembros Congreso EEUU cuestionan investigación con animales en laboratorio de los NIH

Cuatro congresistas estadounidenses cuestionaron la investigación con animales en las instalaciones de los Institutos Nacionales de Salud (NIH, por su sigla en inglés) de Poolesville, Maryland.

Artículo de Bridgett Novak, tomado de El Economista.es


(Reuters Health).- Los legisladores le solicitaron al director de los NIH iniciar una revisión bioética de los experimentos con monos en ese laboratorio.

En los últimos 30 años, el Laboratorio de Etología Comparada, que dirige el Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano Eunice Kennedy Shriver (NICHD, por su sigla en inglés), separó de sus madres a cientos de crías de macacos que crecen como portadores de distintas versiones de genes conocidas como factores de riesgo de las enfermedades mentales humanas.

Inmediatamente después del nacimiento, se somete a esas crías a pruebas para evaluar los efectos del temor, el estrés y el dolor. A la mitad se las separa de sus madres para conocer los efectos de la ausencia materna. 

En una carta enviada al director Francis Collins, los congresistas Lucille Roybal-Allard, Dina Titus, Sam Farr y Eliot Engel escriben que "expertos prominentes (...) cuestionaron la justificación científica y ética de estos experimentos".

"Las respuestas de los NIH a ciudadanos y miembros del Congreso no abordaron adecuadamente estas preocupaciones. En vista de ello, solicitamos que inicie una Consulta Bioética sobre estos experimentos (...) y nos envíe un Informe de Consulta el 27 de enero del 2015."

La carta de los congresistas detalla que la investigación con separación materna en el laboratorio de Poolesville "se practica desde 1983, con millones de dólares de los contribuyentes por año y cuenta con aprobación para continuar hasta el 2017".

Un portavoz de Farr explicó vía e-mail que las noticias publicadas sobre experimentos dolorosos con las crías de monos "son preocupantes" y los legisladores "están solicitando un informe para comprender qué experimentos se están realizando". Un portavoz de los NIH confirmó que la agencia recibió la carta y está redactando la respuesta.

Un portavoz del doctor Stephen Suomi, jefe del Laboratorio de Etología Comparada, indicó vía e-mail: "Los NIH están preparando una respuesta y Suomi estuvo en contacto con la oficina de Collins".

El doctor Alka Chandna, especialista en supervisión de laboratorios de Gente por el Tratamiento Ético de los Animales (PETA, por su sigla en inglés), dijo que no existían desarrollos difundidos públicamente para el tratamiento de las enfermedades mentales humanas derivados de los estudios de los NIH.

En cambio, "métodos sofisticados de estudio en seres humanos, como la resonancia magnética funcional, proporcionaron información relevante sobre la enfermedad mental humana y están abriendo camino al conocimiento".

"Dado el daño que se provoca a los animales, los resultados limitados para los seres humanos, el costo enorme y la existencia de métodos de investigación superiores sin animales, el uso continuo de animales en este campo es científica y éticamente injustificable", indicó Chandna vía e-mail.

PETA le solicitó a los NIH abandonar inmediatamente este tipo de experimentos.

Los NIH están suspendiendo la investigación con homínidos, como los chimpancés, después de un informe del 2011 del Instituto de Medicina (IOM, por su sigla en inglés), que consideró innecesaria la investigación biomédica con chimpancés y recomendó reducir el uso científico de esos animales sólo cuando no existen otras alternativas, cuando no sería ético realizar un estudio sobre seres humanos, cuando la salud pública esté amenazadas y si los animales permanecen en ambientes físicos y sociales similares al hábitat natural.

La carta de los congresistas llega después de un informe del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA, por su nombre en inglés) sobre la investigación con animales en el país (http://1.usa.gov/1zirOhJ).

Los datos revelan que se redujo un 10 por ciento la cantidad de animales protegidos que entre el 2008 y el 2013 estuvieron confinados para la experimentación en los laboratorios (de 1,15 a 1,03 millones), pero que el número de animales usados en experimentos que provocan dolor sin analgesia en el mismo período aumentó un 12 por ciento (de 76.400 a 85.300).

En informe se ocupa de los animales que protege la ley, como monos, hámsteres, ovejas, hurones, gatos y perros, pero no de los ratones, las ratas y los animales de sangre fría que son la mayoría de las especies utilizadas en los laboratorios.

votar