En algún lugar bajo la lluvia siempre habrá un perro abandonado que me impedirá ser feliz. Jean Anouilh
SI ESTÁS BUSCANDO UNA MASCOTA PARA ADOPTAR, PINCHA EN MI ELINK DE FACEBOOK DONDE ENCONTRARÁS MUCHOS DE DIFERENTES PROTECTORAS Y GRUPOS. NO LO DEJES PARA MAÑANA, PUEDE QUE SEA YA DEMASIADO TARDE.

Seguidores

Ya son más de 2.300 seguidores, súmate

Al hacer click en el botón "Me gusta", no quiere decir que os guste o estéis de acuerdo con lo que se exponga en el artículo, simplemente es para demostrar que os gusta lo que publico y además sirve para compartirlo en vuestro muro de Facebook.

viernes, 12 de diciembre de 2014

"En nuestra sociedad, los perros son animales vulnerables": Albergue iraní ofrece nueva vida a callejeros

En el Islam los animales más apreciados son los gatos, a los perros se les ve como una influencia occidental.

Tomado de SDP Noticias.com


En Irán los perros no tiene la mejor reputación, los trabajadores municipales les disparan a los callejeros y los conservadores los ven como una influencia occidental, sin embargo, existe un refugio para ellos en Teherán donde han encontrado indulgencia mientras los iraníes van aprendiendo a amarlos.


Las tradiciones islámicas tienen en alta estima a los gatos, de hecho, en el mundo musulmán es común que se alimente a los gatos callejeros, sin embargo, con los perros la historia es diferente y las leyes en contra de la influencia occidental también les han pegado a ellos, como a la música y la moda.

En los alrededores de la ciudad habitan más de 500 callejeros que hallaron un hogar en el Refugio Animal Vafa, el cual se estableció en 2004 y funciona como el único albergue con licencia para animales.


Las leyes son tan estrictas que un perro no puede ser paseado en público y tampoco puede asomar sus fauces por la ventana de un auto, algo de lo más común en esta parte del mundo.

La disputa por los perros en el país se remite a la revolución de 1979, donde los conservadores impusieron su visión del Islam a la sociedad y donde la influencia occidental fue expulsada, pese a que existe una enorme resistencia entre los jóvenes urbanitas quienes son los principales propietarios de perros.

El albergue recibe fondos de donadores privados y trabajo de voluntarios, pese a sus intentos por convencer a la población para que donen, lo cual es muy complicado en una sociedad tan compleja, de hecho también es un problema hallarles hogares a los perros: sólo 6 son adoptados cada mes y las preferencias apuntan a los perros de raza, algo que también los cuidadores del albergue tratan de combatir.


"Tratamos de mostrarle a la gente que estos perros callejeros pueden convertirse en nuestros mejores amigos", destaca el encargado de las adopciones.

Uno de los voluntarios sueña con el día en que los perros en Teherán no sean confinados a las casas, a puntos de control o escoltas de vigilancia, sobre todo para que puedan jugar entre ellos y que los amos puedan disponer de un lugar donde pasear a los perros que sea exclusivo para eso.

votar