En algún lugar bajo la lluvia siempre habrá un perro abandonado que me impedirá ser feliz. Jean Anouilh
SI ESTÁS BUSCANDO UNA MASCOTA PARA ADOPTAR, PINCHA EN MI ELINK DE FACEBOOK DONDE ENCONTRARÁS MUCHOS DE DIFERENTES PROTECTORAS Y GRUPOS. NO LO DEJES PARA MAÑANA, PUEDE QUE SEA YA DEMASIADO TARDE.

Seguidores

Ya son más de 2.300 seguidores, súmate

Al hacer click en el botón "Me gusta", no quiere decir que os guste o estéis de acuerdo con lo que se exponga en el artículo, simplemente es para demostrar que os gusta lo que publico y además sirve para compartirlo en vuestro muro de Facebook.

martes, 9 de diciembre de 2014

Decepciona documental en el que un hombre se deja comer por una anaconda

Los espectadores han podido ver cómo Rosolie tuvo que ser rescatado por su equipo.

Tomado de El Diario de Nueva York


Estados Unidos asistió este domingo al estreno de un controvertido documental cuya premisa era que Paul Rosolie, un investigador y conservacionista de 27 años, iba a dejarse comer por una anaconda de casi ocho metros de largo y con un peso de 200 kilos.

Los espectadores han podido ver cómo Rosolie finalmente no consiguió la hazaña y tuvo que ser rescatado por su equipo cuando la serpiente lo tenía inmovilizado y con su cabeza entre sus mandíbulas.

El conservacionista iba equipado con un traje especial que le cubría todo el cuerpo y contaba con un sistema de respiración.

En el documental filmado en la Amazonía se ve a Rosolie acercándose a la anaconda con el traje embadurnado de sangre de cerdo para atraer al animal.

La serpiente se le tira encima y cuando lo tiene inmovilizado y con sus mandíbulas en la cabeza, Rosolie pide a su equipo que lo rescaten al sentir que se le está rompiendo un brazo.

Han sido muchos los espectadores que han utilizado las redes sociales para mostrar su decepción por el documental, riéndose algunos de su desenlace.



Según destaca desde Los Ángeles el periodista de BBC Mundo Jaime González, el documental había provocado críticas de las organizaciones de defensa de los derechos de los animales, que consideraban se trataba de un "acto de crueldad".

Los productores del programa y el propio Paul Rosolie aseguraron que la anaconda no resultó dañada y que con el documental quieren recaudar fondos para la conservación de las serpientes.


votar