En algún lugar bajo la lluvia siempre habrá un perro abandonado que me impedirá ser feliz. Jean Anouilh
SI ESTÁS BUSCANDO UNA MASCOTA PARA ADOPTAR, PINCHA EN MI ELINK DE FACEBOOK DONDE ENCONTRARÁS MUCHOS DE DIFERENTES PROTECTORAS Y GRUPOS. NO LO DEJES PARA MAÑANA, PUEDE QUE SEA YA DEMASIADO TARDE.

Seguidores

Ya son más de 2.300 seguidores, súmate

Al hacer click en el botón "Me gusta", no quiere decir que os guste o estéis de acuerdo con lo que se exponga en el artículo, simplemente es para demostrar que os gusta lo que publico y además sirve para compartirlo en vuestro muro de Facebook.

lunes, 16 de mayo de 2016

Pitbull y Bull terrier, condenados a no tener un hogar

El abandono de perros de razas consideradas potencialmente “peligrosas”, especialmente de Pitbull y Bull terrier, está disparado en Medellín, al punto que en solo abril al centro de bienestar La Perla llegaron 23 y lo triste es que están condenados a no tener hogar, pues ni se pueden dar en adopción ni hay quién desee adoptarlos.

Tomado de El Nuevo Día


Foto: COLPRENSA - EL NUEVO DÍA

Es el triste destino de unas mascotas que pagan con el olvido y el desdén el maltrato que reciben de parte de amos irresponsables, que incluso al abandonarlos incurren en un delito y pueden recibir sanciones de acuerdo con la Ley 1774, que penaliza el maltrato animal, recuerda la Secretaría de Seguridad de Medellín.

“A estos animales no los llamamos potencialmente peligrosos sino ‘poderosos’, porque peligroso puede ser un criollo que muerda a una persona o a otros perros”, recalca Mauricio Gutiérrez, director de La Perla, donde acogen los animales en riesgo o maltratados para luego darlos en adopción.

El problema es que los Pitbull y Bull terrier llegan allí tras haber sido abandonados o incautados por la Policía Ambiental por haberse visto involucrados en incidentes. Y la mayoría de veces no se pueden dar en adopción porque nadie quiere hacerse responsable de su manejo.

Marcela Díaz, directora de la Fundación Orca (que auxilia a mascotas en peligro o maltratadas), expresa que estas razas se pueden quedar hasta dos años sin adoptante.“La gente no desea adoptarlas, pues las considera realmente peligrosas y pocos se miden a manejarlas”, afirma.

La encrucijada

En La Perla hay 75 animales de estas razas, totalmente aislados de las otras razas y algunos incluso ocupando celdas individuales debido a su comportamiento agresivo, el cual parte de malos hábitos de crianza de sus amos, que los entrenan para atacar a otros perros y a personas.

Susana Lopreto, médica veterinaria y etóloga de La Perla, explica que los animales que llegan por incautación quedan en evaluación por signos rábicos y tras diez días de evaluación se lleva el informe a la inspección ambiental, que decide su destino.

“El comportamiento de los perros es 50 % genética y 50 % ambiental. Hay Pitbull criados como niños y son muy dóciles”, explica.

Johanna Villegas, una joven de Medellín, aprendió a amar estas razas con Venus (Bull terrier) y Orión (Pitbull), dos mascotas que tiene desde cachorras y no han protagonizado incidentes con personas.

“Venus una vez se peleó con un gato pero salió toda rasguñada fue ella”, narra Johanna. Dice que siempre acoge las recomendaciones para estas razas, que son sencillas.

Que siempre anden con bozal, cadena y traílla e ir con adultos responsables”, recuerda Mauricio Gutiérrez.

votar