En algún lugar bajo la lluvia siempre habrá un perro abandonado que me impedirá ser feliz. Jean Anouilh
SI ESTÁS BUSCANDO UNA MASCOTA PARA ADOPTAR, PINCHA EN MI ELINK DE FACEBOOK DONDE ENCONTRARÁS MUCHOS DE DIFERENTES PROTECTORAS Y GRUPOS. NO LO DEJES PARA MAÑANA, PUEDE QUE SEA YA DEMASIADO TARDE.

Seguidores

Ya son más de 2.300 seguidores, súmate

Al hacer click en el botón "Me gusta", no quiere decir que os guste o estéis de acuerdo con lo que se exponga en el artículo, simplemente es para demostrar que os gusta lo que publico y además sirve para compartirlo en vuestro muro de Facebook.

martes, 28 de septiembre de 2010

No déis comida a los animales de los zoo

27 Septiembre 2010.
Interesante artículo del que desconozco su autoría, motivo por el que no la cito.

Enviado por Ecoticias

Los carteles no pueden ser más grandes ni más claros. Y abundan por todas las instalaciones. Unos se limitan a prohibir alimentar a los animales. Otros se toman la molestia de explicar que hacerlo puede desequilibrar su dieta y ocasionarles graves problemas de salud.

Da igual. Siempre hay alguien arrojando patatas fritas, gusanitos, trozos de pan.. Jirafas, chimpancés, elefantes, monos… y sobre todo los osos pardos, los payasos oficiales del zoo.

Me enferma. Me pone mala.

Y muchas veces lo hacen padres recientes en compañía de sus niños pequeños, sin importarles un bledo el nefasto ejemplo que están dando. Enseñándoles que más importante su mínima diversión al ver al oso ponerse en pie que el bienestar del animal.

Mira que hay algunas instalaciones en las que consienten alimentar a los animales. Con los flamencos o cabras por ejemplo, por 50 céntimos obtienes pienso específico para ellos que poder darles.

No parece ser suficiente para esos alimentadores obsesivo compulsivos de todo bicho viviente.

Recuerdo leer a Gerald Durrell, en sus libros de adulto como director de un zoo, quejarse amargamente de esta manía por lanzar comida a los animales que los enferma, engorda e incluso hiere (no sólo les lanzan comida, Durrell contaba que incluso en una ocasión dieron cuchillas de afeitar a los chimpancés).

El acuario también está repleto de carteles prohibiendo hacer fotos con flash. Incluso lo recuerdan constantemente por megafonía. Y siempre hay algún destello de algún idiota que además tendrá que tirar esas fotos a la basura. En un entorno casi sin luz y lleno de cristales, si hay alguna oportunidad de hacer una foto digna será precisamente sin flash y con muy buen pulso.

En fin, será que hoy tengo el domingo gruñón…

votar

No hay comentarios:

Publicar un comentario