En algún lugar bajo la lluvia siempre habrá un perro abandonado que me impedirá ser feliz. Jean Anouilh
SI ESTÁS BUSCANDO UNA MASCOTA PARA ADOPTAR, PINCHA EN MI ELINK DE FACEBOOK DONDE ENCONTRARÁS MUCHOS DE DIFERENTES PROTECTORAS Y GRUPOS. NO LO DEJES PARA MAÑANA, PUEDE QUE SEA YA DEMASIADO TARDE.

Seguidores

Ya son más de 2.300 seguidores, súmate

Al hacer click en el botón "Me gusta", no quiere decir que os guste o estéis de acuerdo con lo que se exponga en el artículo, simplemente es para demostrar que os gusta lo que publico y además sirve para compartirlo en vuestro muro de Facebook.

martes, 28 de septiembre de 2010

Chito y Pocho - Dos amigos inseparables

Tomado de Escalofrío

Chito encontró aproximadamente hace 20 años a Pocho, el cocodrilo estaba gravemente herido y a punto de morir, pesaba aproximadamente 75 kilos y estaba casi en los huesos. La grave herida de Pocho había sido causada por el disparo de un ganadero local que disparó al reptil acertándole en el ojo izquierdo. Chito un amante de los animales, no pudo dejar a su suerte a su actual amigo, decidió subirlo a su barca y alimentarle y curarle sus heridas.

Durante seis meses Chito alimentó a Pocho con pollo y pescado, además le suministró antibióticos para evitar infecciones y ayudarle a superar sus heridas.
Se mantuvo a su lado todo este tiempo, quería hacerle sentir que no todos los humanos son iguales y que era su amigo, quien le cuidaba y protegía.

Pasaron años hasta que Chito pudo percibir que Pocho ya no era un peligro para él, sus acercamientos fueron lentos, pero tras 10 años juntos la confianza de Pocho crecía.

Pocho comenzó a atender a su nombre y acudir cuando Chito le llamaba. Sin embargo entrar en el agua con él era más peligroso y tuvo que ocultar a su familia la primera vez.

Tiempo atrás cuando el cocodrilo estaba casi plenamente curado, Chito trató de liberarlo en un lago cercano, pero Pocho le siguió, en ese momento supo que era amaestrable.

Hace cuatro años Chito le enseñó algunos de los trucos que hacía con Pocho a algunos de sus amigos, quienes le convencieron de que tenía que mostrar su número al público.

Hoy por hoy el espectáculo de Chito y Pocho es conocido en todo el mundo y ambos amigos nadan juntos para cientos de personas cada año. Chito le da de comer, juega con él en el agua y habla de su amigo y de como se conocieron y aprendieron a respetarse. Eso si recomienda que nadie mas se acerque al poderoso cocodrilo de mas de cinco metros pues ni él mismo sabe como reaccionaría ante otro ser humano que quedara cerca de sus fauces. Su espectáculo se celebra en el Centro Turístico Las Tilapias, Costa Rica.

VIDEO DE YOU TUBE.



votar