En algún lugar bajo la lluvia siempre habrá un perro abandonado que me impedirá ser feliz. Jean Anouilh
SI ESTÁS BUSCANDO UNA MASCOTA PARA ADOPTAR, PINCHA EN MI ELINK DE FACEBOOK DONDE ENCONTRARÁS MUCHOS DE DIFERENTES PROTECTORAS Y GRUPOS. NO LO DEJES PARA MAÑANA, PUEDE QUE SEA YA DEMASIADO TARDE.

Seguidores

Ya son más de 2.300 seguidores, súmate

Al hacer click en el botón "Me gusta", no quiere decir que os guste o estéis de acuerdo con lo que se exponga en el artículo, simplemente es para demostrar que os gusta lo que publico y además sirve para compartirlo en vuestro muro de Facebook.

domingo, 4 de septiembre de 2016

Sandra Iniesta y Maya vuelven a estar juntas

La joven barcelonesa recibe el alta médica y se reencuentra con su querida perra, que ha esperado seis días en la puerta del Hospital de Elda. Ambas reemprendieron viaje de regreso a la Ciudad Condal junto al padre de la dueña.

Tomado de Información


Sandra Iniesta junto a su piel perrita Maya.

Sandra Iniesta y Maya vuelven a estar juntas. La joven barcelonesa recibió ayer el alta médica y pudo reencontrarse con su querida perra, que ha esperado seis días en la puerta del Hospital de Elda por una operación de apendicitis de su dueña. A primera hora de la mañana, ambas reemprendieron viaje de regreso a la Ciudad Condal acompañadas de su padre, Manuel Iniesta, quien quiso agradecer el apoyo que ha recibido la familia durante estos días.


Otra instantánea del reencuentro entre Sandra y Maya.

Sandra Iniesta, de 22 años y nacida en Barcelona, volvía de sus vacaciones en Granada junto a su padre Manuel, pero al pasar por Elda empezó a encontrarse mal y pasó por el hospital. Los médicos le detectaron apendicitis y tuvieron que intervenirla de urgencia, por lo que su visita se alargó más de lo previsto.

La fidelidad de Maya, con sus apenas dos años de edad, conmovió no solo a su dueña, sino a todo el personal del centro hospitalario. Nunca le faltó agua, comida y compañía, e incluso varios trabajadores ofrecieron sus casas para hacerse cargo de ella hasta que Sandra se recuperara del todo, pero tanto ella como su padre prefirieron que su perra estuviera lo más cerca posible de su dueña.

votar