En algún lugar bajo la lluvia siempre habrá un perro abandonado que me impedirá ser feliz. Jean Anouilh
SI ESTÁS BUSCANDO UNA MASCOTA PARA ADOPTAR, PINCHA EN MI ELINK DE FACEBOOK DONDE ENCONTRARÁS MUCHOS DE DIFERENTES PROTECTORAS Y GRUPOS. NO LO DEJES PARA MAÑANA, PUEDE QUE SEA YA DEMASIADO TARDE.

Seguidores

Ya son más de 2.300 seguidores, súmate

Al hacer click en el botón "Me gusta", no quiere decir que os guste o estéis de acuerdo con lo que se exponga en el artículo, simplemente es para demostrar que os gusta lo que publico y además sirve para compartirlo en vuestro muro de Facebook.

sábado, 17 de septiembre de 2016

Los tendidos eléctricos matan 120 águilas imperiales en 15 años

“Queremos centrar la atención sobre la que, a día de hoy, es la principal causa de muerte no natural a la que se enfrentan algunas de nuestras especies de aves más amenazadas, como son el águila perdicera o de Bonelli y el águila imperial ibérica”, indican los impulsores de esta iniciativa.

Artículo de César-Javier Palacios, tomado de 20Minutos.es/Crónica Verde


Busardo ratonero yace electrocutado junto a un tendido eléctrico.
Foto: SIECE

Nueve entidades relacionadas con la conservación de la naturaleza han presentado ayer en Madrid la Plataforma SOS Tendidos Eléctricos. Con esta acción se pretende alertar a la opinión pública sobre la gravedad del problema de la electrocución y la colisión de la avifauna en los tendidos eléctricos, que causa la muerte anualmente de cientos de miles de aves en España.

“Queremos centrar la atención sobre la que, a día de hoy, es la principal causa de muerte no natural a la que se enfrentan algunas de nuestras especies de aves más amenazadas, como son el águila perdicera o de Bonelli y el águila imperial ibérica”, indican los impulsores de esta iniciativa.

Durante los últimos 15 años se estima que en España han muerto electrocutadas, como mínimo, más de 200 águilas perdiceras y más de 120 águilas imperiales, una situación insostenible que pone en jaque todos los esfuerzos por recuperar y estabilizar la población de ambas especies amenazadas.




La nueva plataforma también exigirá a administraciones públicas y compañías eléctricas que asuman su responsabilidad aplicando soluciones eficaces y duraderas. Además, se pondrá a disposición de la sociedad toda la información y experiencia acumuladas por la plataforma.

En España se trabaja desde hace décadas en la identificación y corrección de tendidos eléctricos peligrosos para las aves, lo que por ejemplo contribuyó en su momento a salvar de la extinción a una rapaz tan emblemática como el águila imperial ibérica. Pero por desgracia esta línea de trabajo no se ha desarrollado con la ambición y efectividad necesarias. En muchas ocasiones, una mala ejecución de las medidas correctoras conlleva que en algunos de los apoyos (postes) corregidos se sigan produciendo electrocuciones de aves, señalan los miembros de la plataforma a través de un comunicado de prensa.

Tampoco el Real Decreto aprobado en 2008, que debía reactivar la aplicación de medidas en tendidos eléctricos para la protección de la avifauna, ha supuesto el cambio que se pretendía. Un indicador de la gravedad del problema es que más de un millar de aves afectadas por electrocución o colisión en tendidos eléctricos siguen ingresando cada año en los centros de recuperación de fauna salvaje españoles.

Por otra parte, la necesidad de fuentes de energía renovables que contribuyan a luchar contra el cambio climático implica el desarrollo de la red eléctrica y la instalación de nuevos tendidos que seguirán causando la muerte masiva de aves, por lo que es imprescindible el establecimiento de nuevas soluciones que garanticen su seguridad.




De la frustración a la movilización

“La frustración generada ante la persistencia de un problema de tal magnitud para nuestra biodiversidad ha llevado a articular un frente común desde la sociedad civil para trabajar con el objetivo de eliminar la lacra que, para las aves, suponen los miles de kilómetros de tendidos eléctricos peligrosos que se reparten por toda la geografía española”, explicó en rueda de prensa la Plataforma SOS Tendidos Eléctricos.

Las nueve entidades que la forman son en su mayoría asociaciones de defensa del medio ambiente (Ecologistas en Acción, FCQ, SEO/BirdLife, SIECE y WWF España), pero también están presentes otros profesionales y colectivos dedicados a la conservación de la biodiversidad, como los Agentes Forestales y Medioambientales (AEAFMA), los hospitales de animales salvajes (AMUS y GREFA) o medios de comunicación especializados (revista Quercus).

“Hoy es un día importante para quienes formamos esta plataforma, a quienes nos une el convencimiento de que más pronto que tarde podremos dar lugar a avances muy significativos en el camino de atajar la muerte masiva de tantas aves que se siguen electrocutando en los apoyos o chocando en los cables”, indicó la Plataforma SOS Tendidos Eléctricos.

Cinco peticiones inaplazables
  1. Se debe promulgar una normativa electrotécnica de aplicación básica en todo el Estado que garantice eficazmente la protección de las aves. Para ello, es urgente mejorar el Real Decreto 1432/2008 que, hasta la fecha, no ha conseguido solucionar eficazmente la mortalidad de aves en los tendidos eléctricos y dictaminar las responsabilidades legales por este motivo.
  2. Las grandes compañías eléctricas son las beneficiarias económicas de la explotación de las líneas eléctricas y por lo tanto las responsables ambientales de la mortalidad de aves que causan con su actividad empresarial. Deben por ello asumir el coste de la adecuación de sus instalaciones para compatibilizar su negocio con la conservación de la avifauna.
  3. Las administraciones competentes en materia de conservación de especies silvestres deben asumir su responsabilidad en la solución de este grave problema. Es necesario que los responsables ambientales de las comunidades autónomas identifiquen los puntos más problemáticos de mortalidad, exijan su modificación o aislamiento y se impliquen activamente en la solución del problema.
  4. La mortalidad por electrocución de aves es un problema tan acuciante que se debe preparar un plan de actuación para la corrección de los miles de kilómetros de tendidos peligrosos que se reparten por la geografía española. En áreas con especial riesgo de colisión de aves no se deben instalar nuevos tendidos eléctricos aéreos y se deben modificar los existentes soterrándolos o instalando marcas visuales (balizas salva-pájaros) duraderas y eficaces.
  5. La autorización administrativa de nuevos tendidos eléctricos debe tener en cuenta el riesgo de electrocución y colisión de aves y deben incluirse medidas correctoras de eficacia comprobada que eliminen o minimicen la incidencia de los nuevos tendidos sobre la avifauna.
*Integrantes de la Plataforma SOS Tendidos Eléctricos:
  • Acción por el Mundo Salvaje (AMUS)
  • Asociación Española de Agentes Forestales y Medioambientales (AEAFMA)
  • Ecologistas en Acción
  • Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos (FCQ)
  • Grupo para la Rehabilitación de la Fauna Autóctona y su Hábitat (GREFA)
  • Revista Quercus
  • SEO/BirdLife
  • Sociedad Ibérica para el Estudio y Conservación de los Ecosistemas (SIECE).
  • WWF España

votar