En algún lugar bajo la lluvia siempre habrá un perro abandonado que me impedirá ser feliz. Jean Anouilh
SI ESTÁS BUSCANDO UNA MASCOTA PARA ADOPTAR, PINCHA EN MI ELINK DE FACEBOOK DONDE ENCONTRARÁS MUCHOS DE DIFERENTES PROTECTORAS Y GRUPOS. NO LO DEJES PARA MAÑANA, PUEDE QUE SEA YA DEMASIADO TARDE.

Seguidores

Ya son más de 2.300 seguidores, súmate

Al hacer click en el botón "Me gusta", no quiere decir que os guste o estéis de acuerdo con lo que se exponga en el artículo, simplemente es para demostrar que os gusta lo que publico y además sirve para compartirlo en vuestro muro de Facebook.

lunes, 13 de noviembre de 2017

Denunciado un grupo de cazadores en una batida de caza mayor

Los hechos se produjeron en la localidad oscense de Belver de Cinca.

Tomado de Heraldo.es

Imagen de los animales incautados | Gobierno de Aragón
Agentes de Protección de la Naturaleza (APN) del Gobierno aragonés han denunciado a un grupo de cazadores por presuntas irregularidades en una batida de caza mayor en Belver de Cinca(Huesca) en la que fueron abatidos cinco jabalíes y nueve ciervos que iban a ser destinados al consumo humano.

Según informa el Ejecutivo regional, los integrantes de la partida fueron interceptados por los agentes el pasado 4 de noviembre, cuando estaban a punto de finalizar la batida y antes de la llegada de un camión que tenía la misión de transportar los animales abatidos a una empresa de transformación.

A su llegada, los agentes comprobaron que los ciervos carecían del preceptivo precinto que debe de ser colocado en cada uno de los animales, por lo que requirieron a los participantes en la batida su documentación así como las autorizaciones del coto de caza en el que se encontraban.


Las fuentes citadas señalan que los APN pudieron constatar que los cazadores no sólo carecían de los precintos requeridos sino que habían sobrepasado el cupo autorizado de piezas para el año en curso.

Durante la intervención de los agentes, un camión de recogida de animales de caza para consumo humano llegó hasta la zona con la intención de recoger las piezas para su traslado hasta un centro de transformación.

Tras interceptar el camión, los APN comprobaron que transportaba otros cinco ciervos cazados previamente en Cataluña y sin los preceptivos precintos de autorización.

Los agentes, que verificaron los documentos exigidos para el transporte y comercialización de carne de caza, han iniciado una investigación en torno al origen y trazabilidad de los animales, así como la empresa que tenía previsto llevar a cabo la comercialización.

Los APN procedieron a decomisar los animales obtenidos de forma supuestamente ilícita para proceder a su traslado a un punto de alimentación suplementario para aves necrófagas, y formularon denuncias contra los integrantes de la batida.

Las fuentes citadas advierten que la caza de determinadas especies cinegéticas, como el ciervo, se autoriza desde el Instituto Aragonés de Gestión Ambiente (INAGA) con un cupo que viene determinado por la población existente en cada coto de caza.

Para garantizar que ese cupo de cumple por todos los cotos, el INAGA entrega tantos precintos como animales hay autorizados, debiendo colocarse en los animales tras abatirlos.